Ochoa Reza nombra líder del PRI Morelos a excolaborador de Duarte

El dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, Enrique Ochoa Reza, fue entrevistado ayer, 15 de junio, por el periodista Leo Zuckermann en el programa Es la hora de opinar. Durante la charla, ambos hablaron sobre los resultados de las elecciones del pasado 4 de junio, los cuales el líder priista calificó como positivos, además de los escándalos e irregularidades relacionados con las administraciones de los impresentables exgobernadores salidos del PRI: César Duarte Jáquez, Javier Duarte de Ochoa y Roberto Borge Angulo. Durante su participación en el programa, Ochoa Reza declaró que a él y a la “inmensa mayoría de los priistas” les indigna la corrupción. Unas horas después, el dirigente nombró a Fernando Charleston Hernández, exsecretario de Finanzas durante la administración de Duarte de Ochoa y actualmente investigado por la Fiscalía de Veracruz por posibles desvíos de recursos, como presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRI en Morelos.

Como que la indignación le duró muy poquito. De acuerdo con el portal Animal Político, Charleston Hernández es uno de los siete exsecretarios de Javidú que se encuentran bajo investigación de la fiscalía veracruzana por el manejo irregular de recursos durante la gestión de Duarte de Ochoa. En un comunicado compartido en la página oficial del partido tricolor se indica que Ochoa Reza instruyó al dirigente provisional del PRI Morelos a llevar “a cabo, a la brevedad posible, el proceso de renovación del Comité Directivo Estatal y de los órganos estatutarios”. Charleston Hernández todavía no es imputado por delito alguno, aunque forma parte de las carpetas de investigación abiertas por el posible desvío de recursos y otros delitos.

Se espera que estas carpetas sean consignadas en las próximas semanas para girar las órdenes de aprehensión correspondientes, señala el portal que reveló las empresas fantasma de Javier Duarte.

Y ahí no acaba esto.

De acuerdo con información publicada por el diario Reforma, entre Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo, y Javier Duarte, exmandatario de Veracruz, habrían desviado más de mil quinientos millones de pesos al PRI. Borge, detenido en Panamá el pasado 5 de junio, habría desviado 201 millones para favorecer la campaña electoral del priista Mauricio Góngora. El buen Javidú también utilizó recursos del erario público para financiar la campaña de su gallo a sustituirlo en el poder: Héctor Yunes Landa. De acuerdo con una grabación del exsecretario de Seguridad Pública de Veracruz, Arturo Bermúdez, el gobierno de Duarte desvió mil 300 millones de pesos a la campaña de Yunes Landa; el excandidato, obviamente, lo niega. Al parecer la corrupción no indigna tanto.

Comentarios