El regreso de las caricaturas clásicas: ¿Por qué se explota la nostalgia?

Vivimos en una época en la que el amplio rubro del entretenimiento busca desenterrar las joyas más brillantes del pasado. Tan sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor y nos daremos cuenta de que en todas partes se busca explotar la nostalgia del público; ya sea con la retransmisión de una serie vieja, el reboot de un videojuego clásico o la secuela de una película que la rompió hace dos o tres décadas.

¿Por qué se usan los “buenos tiempos” para jalar audiencia?

Ok, vamos a empezar este texto aclarando un hecho muy importante: no buscamos hablar por todos y mucho menos, criticar los gustos o la opinión de los demás. Nuestra intención es sólo abordar un tema que está en boca de todos, hablar un poco de las caricaturas que nos gustan y responder a una duda que hemos tenido desde hace un tiempo.

Una vez aclarada esa parte, podemos comenzar sin ningún problema.

Tomemos como ejemplo lo que ha pasado en los últimos días. Canal 5 decidió que era un buen momento para comenzar a transmitir Los Caballeros del Zodiaco, por lo que Seiya y los demás estarán presentes en su programación a partir del próximo 3 de julio. Al mismo tiempo, TV Azteca ha incluido Pokémon y Los Súper Campeones en su gama de series animadas.

Como reacción, toda la banda que vio esos clásicos está demostrando su entusiasmo en las redes sociales y gracias a esto se ha generado un pequeño tren al que muchos se están subiendo con gusto. No los culpamos, porque la verdad, volver a ver la saga del santuario está padre, aunque para eso tengamos que chutarnos 10 minutos de serie y unos 20 de comerciales.

Ahora, sabemos perfectamente cuáles son las intenciones de las cadenas televisivas al tomar estas decisiones. Si la gente ya casi no ve tele, éstas deben encontrar un método para poder competir con el servicio de streaming en Internet, que prácticamente está absorbiendo a toda la audiencia.

Las nuevas generaciones difícilmente van a dejar a un lado plataformas como Netflix o YouTube para prender la televisión y esperar un buen programa, pero creemos que el objetivo principal de las televisoras no es el de atraer al público joven. De hecho, éstas han optado por recuperar a la gente que vivió en épocas previas a Internet; cuando uno tenía bien medidos los horarios en los que Gokú, Seiya, Oliver, Serena o Ranma estarían presentes.

Si se tiene éxito, un porcentaje considerable de la audiencia podría retomar la costumbre de encender su televisor y en el proceso, podría contagiar su entusiasmo a quienes no están muy familiarizados.

Cabe mencionar que esto no sólo tiene validez al rubro televisivo, la formula también se aplica en el mundo cinematográfico. Por eso es que vemos de vuelta franquicias como Star Wars, Blade Runner, Jurassic Park, Indiana Jones, Alien y hasta el ambicioso proyecto de Universal Pictures, que busca revivir el mundo de los monstruos clásicos.

¿Y realmente es malo que ocurra esto?

Dejando a un lado cuestiones más profundas, como que si la televisión ya es obsoleta en esta era digital o si las cadenas no son incapaces de desarrollar contenido original de calidad, pensamos que apuntar a nuestros buenos recuerdos no es del todo malo. A muchas personas no les gusta la programación actual y muchas veces sólo esperan ver algo que los haga pasar un buen rato después de un día difícil.

Piénsenlo por un momento. Si llegan a su casa con el estrés a tope debido al trabajo y necesitan mirar algo que les levante el ánimo, ¿cuál sería su elección? ¿Ver a Oliver Atom aventarse un tiro con chanfle o el final de 13 Reasons Why? Como éste hay más ejemplos, pero queremos creer que el punto quedó claro.

Es imposible dar gusto a todos cuando se trata innovar o reinventar en las diferentes formas del entretenimiento, pero es por esa razón que siempre debe existir la diversidad. Dicho esto, nuestra conclusión es que no es malo que se explote la nostalgia para generar interés en el público, porque finalmente todos tenemos la elección de cambiar el canal, buscar un video en Internet, ver un Blu-Ray o retomar la programación que dejamos pendiente en una plataforma.

¿Son el tipo de personas que han visto la pelea de Gokú vs Freezer más de un millón de veces y aún se les pone la piel chinita? ¡No hay bronca! ¿Decidieron que hay muchas series buenísimas esperándolos, como para quedarse con lo mismo? ¡También se vale! Todo sea por usar la TV y el cine para lo que realmente sirve: transportarnos a otro mundo en donde cualquier locura puede suceder y los sueños se hacen realidad.

Por Martín Daniel Bárcenas Fernández
Comentarios