Nueva Zelanda: la muestra de que no debe de haber un Mundial con más selecciones

La idea de Gianni Infantino es noble, a medias. Querer llevar a más selecciones a una Copa del Mundo puede significar crecimiento, exposición y, obvio, dinero para la FIFA.  El problema es que su iniciativa queda al descubierto con partidos como el que acabamos de ver en la Copa Confederaciones.

Rusia venció a Nueva Zelanda 2-0 en un partido que si tienes insomnio alguna noche, con la repetición dormirás como ángel. Aburrido, sin mucho que decir y con unos neozelandeses que hacen pensar que cualquiera puede ser futbolista profesional.

Lo único que se puede rescatar de este encuentro es una justificación para evitar un Mundial con más equipos. Sí, si haces la comparación de los que entran (32 equipos) con los que están afiliados (211) son muy pocos. Sin embargo, se supondría que ese es el punto: ver a lo mejor de lo mejor en un torneo mundial y con un nivel extraordinario.

Rusia vs Nueva Zelanda
Foto: Getty Images

Apenas es el 15% de los afiliados los que van a una Copa del Mundo. Ese número aumentará a 22% con la idea de Infantino, que además es una realidad. Por lo tanto, es prácticamente un hecho que veremos a Nueva Zelanda en el Mundial. Claro, dando la misma desastrosa demostración que esta Confederaciones.

No es ser elitista, es simplemente querer ver buen futbol. En realidad, es lo que se podría pensar quiere cualquier aficionado a este deporte.

Pero no, en unos años seguro nos vamos a aventar un Trinidad y Tobago contra Armenia o algo por el estilo. Es una lástima, una pena que el dinero se ponga como principal objetivo, pero tampoco sorprende a nadie…

Sólo veamos la Confederaciones, disfrutar de los juegos que prometen y de ahí, esperar que mejore, porque el partido inaugural no fue nada bueno.

Pleca Copa Confederaciones