23 caricaturas (no japonesas) que queremos que regresen a la TV abierta

Con el regreso de los animes más queridos de los 80 y 90 a la televisión abierta, la nostalgia nos está consumiendo por dentro, ya que no nos alcanza el tiempo para verlas todas.

Sailor Moon, Los Caballeros del Zodiaco, Los Súper Campeones, la primera temporada de Pokémon y otros títulos más, han regresado a la televisión abierta mexicana. Obviamente, estas series serán todo un éxito, ya que la nostalgia es fuerte en ellas.

Sin embargo, este no es el único regreso nostálgico que tendremos, ya que varias de las legendarias series de Nickelodeon volverán y no en forma de fichas sino de películas.

Esto nos hizo dar el viejazo al darnos cuenta que muchas de ellas ya tienen dos décadas de existencia. Pero aún así, las ganas que les traemos hacen que se nos olvide. Lo que sí no se nos olvidará, son las series animadas que quisiéramos ver de vuelta:

Así que prepárense para un viaje a la nostalgia con esta lista de caricaturas que deberían regresar a la televisión abierta:

Animaniacs

A pesar de que esta serie podría regresar con una nueva versión, no hay manera de que esta tenga el encanto de la original. A pesar de que no duró mucho, los Animaniacs fueron de las primeras caricaturas para niños que se atrevió a dar un paso más allá, demostrando que los adultos también podían disfrutar de los dibujos animados:

Es así como las aventuras de Jacko, Wakko y Dot, junto a otros personajes únicos como Pinky y Cerebro, Los Palomos, Slappy La Ardilla y otros más, nos siguen arrancando carcajadas hasta el día de hoy.

Fenomenoide

Súper loco extraodinario, son algunas de las palabras que definen a la perfección a esta serie. Haciendo una burla perfecta de los superhéroes y de la sociedad en general, Fenomenoide es de esos productos sui géneris sumamente difíciles de replicar:

Bromas subidas de tono, sutiles ataques hacia la censura, clases de francés y momentos sumamente bizarros, hacen que Fenomenoide sea el padre de muchas series modernas, sin tener que hacer uso de lenguaje altisonante o de imágenes chocantes.

Ren y Stimpy

Tal vez el caso opuesto de Fenomenoide, las aventuras de este neurótico chihuahua y un gato adorable, fue de las primeras series que a veces veíamos a escondidas:

Y coómo no, si la serie estaba plagada de inuendos sexuales, violencia física y verbal, momentos salidos de las peores pesadillas que podríamos tener, pero vaya que era entretenida y nos hace falta un poco de ese humor negro abrasivo.

 La Vida Moderna de Rocko

Un Wallaby, un buey y una tortuga, nos enseñaron algunas de las más grandes lecciones de vida… ¡en serio!

Siguiendo el estilo extraño de Ren y Stimpy, pero con un tono mucho más mesurado, La Vida Moderna de Rocko nos enseñó cosas como: si no cuidamos a la naturaleza, ésta nos pateará el trasero, nunca dejes que una cucaracha viva contigo y no dejes que una albóndiga tome decisiones importantes en tu vida.

Kablam!

Y siguiendo con las series bizarras, ¿quién se imaginaría que una recopilación de cortos tan bizarros tendría éxito?

Presentado por Henry y Jun, Kablam! era un programa bastante… curioso. Con cortos como La Liga de la Acción, Prometeo y Bob, La vida con Lupi, Sneeze y Fondue y otros más. Algo como la contrapropuesta de Animaniacs, pero como si los escritores hubieran estado en drogas.

Chip & Dale: Rescatadores

Para muchos, Disney siempre será recordado por sus películas animadas, pero para los que crecimos durante parte de los 80 y 90, recordamos con cariño a las series animadas de la Casa del Ratón Miguelito. Series como Chip & Dale: Rescatadores:

Haciendo una parodia de Indiana Jones y Magnum P.I., estas ardillitas que le hacían la vida imposible al Pato Donald se acabaron convirtiéndose en detectives. Desde cárteles de gatos criminales, hasta cultos que adoraban un comercial, la caricatura se salía completamente del tono usual de Disney.

Los Aventureros del Aire

Gracias a Tin Tan, Balú se convirtió en uno de los personajes más queridos de las películas clásicas de Disney. Claro, El Libro de la Selva es una película muy querida, tanto así que decidieron abandonar la jungla y decidieron convertirse en pilotos:

Además del carisma de Balú, Los Aventureros del Aire contaba con uno de los mejores villanos de todos, Don Carnage, quien a pesar de ser bastante inútil, era muy divertido.

El Pato Darkwing

Se han dado cuenta que los superhéroes tienen algunas de las líneas más cursis de todos los tiempos. Quién diría que Disney sería el lugar donde una de las mejores parodias de superhéroes llegaría:

Creído, altanero, teatral y ridículo, son algunas de las palabras que describen perfectamente al Pato Darkwing.

Gárgolas

Hasta el día de hoy, nadie comprende cómo es que Disney le dio luz verde a esta serie. No por que sea mala, todo lo contrario, Gárgolas estaba dirigida a un público mayor:

En todo caso, Gárgolas se sentía más al estilo de series como la de Batman. Desde el trágico origen de Goliath y sus amigos, hasta batallas con dioses nórdicos como Odín, esta caricatura era simplemente épica.

X-Men

Una palabra… ¡ese intro!:

Durante años, cada vez que pensabamos en los X-Men, esto era lo que se nos venía a la mente. Siguiendo casi al pie de la letra los cómics de la época de Chris Claremont y de Jim Lee, el dramón entre Wolverine y Jean Grey era plática de todos los recreos.

Batman: La Serie Animada

Para muchos, esta es la versión del Caballero de la Noche que conocieron primero:

Después del éxito de la película de Tim Burton, Batman pasó del tono humorístico de la serie de los 60, al arquetipo de antihéroe que conocemos hoy en día.

Las Tortugas Ninja

Uno de los más grandes éxitos de la televisión, Las Tortugas Ninja fueron uno de los fenómenos televisivos que marcó a toda una generación:

Si bien la caricatura se puede ver como un comercial de media hora para vender juguetes, no se puede negar el carisma de estos cuatros personajes. Tanto así, que las dos versiones nuevas que hemos tenido, han sido tan bien recibidas como las originales.

El Laboratorio de Dexter

¡Qué Jimmy Neutron ni que nada! Dexter siempre será el mejor niño genio de la historia:

Las creaciones de Dexter nos mantuvieron entretenidos durante años, así como el remolino de energía llamado Dee Dee. El Laboratorio de Dexter es uno de los grandes pilares de Cartoon Network, siendo una de las fuentes de inspiración para la nueva generación de Cartoon Cartoons.

Johny Bravo

Lástima que hoy en día las acciones de este rubio musculoso, no serían vistas con buenos ojos:

Haciendo a un lado que muchas veces las tácticas de Johny Bravo rayaban en el acoso, la resistencia de este güero es legendaria. Ni Gokú o Superman pueden resistir las golpizas que este muchacho recibió

Tiny Toons

Un legado como el de las Fantasías Animadas de Ayer y Hoy, no es nada fácil de cargar. Sin embargo, Steven Spielberg le dio al clavo con los Tiny Toons:

¿Se imaginan una escuela donde Bugs Bunny y el Pato Lucas sean maestros? Entrenando a una nueva generación de caricaturas, los Tiny Toons pusieron los cimientos para series como Animaniacs y Fenomenoide.

Thundercats

Y hablando de leyendas, las aventuras de los sobrevivientes de Thundera mientras intentan sobrevivir a las fuerzas de los mutantes y al poderoso Mum-Ra, es una de las mejores series de acción:

Al grito de Thundercats, miles de niños se ponían a gritar junto a Leono y a “ver más allá de lo evidente” con la espada del Augurio. En 2011 hubo un reboot que no era nada malo, pero este fue cancelado después de dos temporadas.

Beast Wars

Hoy en día, ver series animadas a computadora es algo muy común, pero en los 90 esto era algo muy extraño. Obviamente, si la comparamos con series modernas, Beast Wars no se ve muy bien que digamos, pero su increíble historia y personajes son suficiente para ponerla al tú por tú:

En vez de Autobots y Decepticons, seguiremos los pasos de los Maximales y los Predacons, quienes han llegado a la Tierra y han tomado la forma de diferentes animales.

Reboot

Considerada como la primer gran serie animada, Reboot nos dio un vistazo de para dónde iba el futuro de la animación:

Bob, guardian de la red, debe de enfrentarse a las fuerzas del malvado Megabyte, viéndose envuelto en aventuras salidas de películas y videojuegos.

¡Oye Arnold!

Nunca la historia de un niño con cabeza de balón ha llegado a conmover a tanta gente. Haciendo un trabajo increíble al reflejar la vida de los niños:

Tocando temas que iban desde leyendas urbanas, tradiciones escolares y cosas profundas como el abandono y discriminación social, ¡Oye Arnold! es una serie que ha envejecido de a perlas, tanto como para que la historia continúe 20 años después. ¡Ya queremos que salga la película!

Los Motoratones de Marte

Si bien esta serie es una de las muchas copias de las Tortugas Ninja, no se puede negar que este comercial de media hora era increíble:

Tres ratones de Marte deberán de enfrentar a las terribles fuerzas de Limburger en sus increíbles motocicletas.

¡Ay Monstruos!

¿A quién no le gustan los monstruos? Olvídense de películas como Monster Inc., la aventuras de Ickis, Oblina y Krumm, son la ley:

A pesar de que técnicamente vitoreábamos a los malos del cuento, las aventuras de estos tres monstruos para asustar a los humanos, mientras buscaban pasar la escuela (sí, había una escuela para monstruos), es una de las series que abraza lo bizarro de los 90.

Aventuras en Pañales

¿Quién diría que la imaginación de un bebé sería tan interesante? Siendo la caricatura de Nickelodeon más exitosa de todos los tiempos, las aventuras de Tommy Pickles y sus amigos bebés, son algunos de los momentos más clásicos de las caricaturas noventeras:

Películas, videojuegos y una serie spinoff, pero lo que más recordamos con cariño fueron esas primeras temporadas, donde la extraña animación contrastaba con lo increíble de los libretos de la serie.

Patoaventuras

Una vez que escuchen esa canción, ¡nunca se la podrán sacar de la cabeza!

Las aventuras de Hugo, Paco y Luis, junto a su tío Rico McPato, demostraron que Disney era capaz de producir algo más que adaptaciones de fábulas y películas de princesas. Si bien ya hay una nueva versión de la serie, nada como la original y su pegajoso tema musical.

En fin, estas son solo algunas de las muchas caricaturas que nos encantaría ver en la televisión una vez más.

¿Cuál es su favorita?, ¿y qué otras pondrían?

Comentarios