Érase una vez un juego tan bueno que Tyronn Lue se quedó dormido

Así como tu cuate de la oficina el que se echa una jetita en lo que llega el jefe. La temporada de la NBA finalizó hace poco más de un mes pero las acciones no se han detenido del todo. Actualmente se lleva a cabo la Summer League, competencia que no parece entretener mucho al entrenador de los Cleveland Cavaliers, Tyronn Lue.

Para quiénes no saben qué es la Summer League se los explicamos brevemente. Durante el verano se lleva a cabo una especie de torneo de reservas entre todas las franquicias de la NBA, los rookies y los jugadores de la D-League son los que normalmente llenan los rósters de los equipos para dicho torneo.

Resulta que en un partido de esta liga entre los Cavs y los Lakers, el entrenador del los subcampeones de la NBA no pudo más con el cansancio y terminó cerrando los ojitos en el tercer cuarto. Y eso que el encuentro estaba parejo pues los angelinos apenas ganaban por tres a los de Cleveland.

Claro que Lue no tiene la obligación de dirigir al Equipo B de los Cavs durante el verano, simplemente estaba presente para observar a los jugadores y ver si alguien se pude incorporar al primer equipo. Aunque dudamos que realmente haya visto mucho, pues las cámaras captaron el preciso instante en el que el entrenador se entrega a los brazos de Morfeo, así como lo haces tú cuando encuentras lugar en el metro.

Por si fuera poco en ese partido Lonzo Ball, prospecto estrella de los Lakers y futuro mejor jugador de la historia según su padre, le marcó un triple-doble a los Cavaliers. Pero bueno, a todos nos ha vencido el sueño en alguna ocasión, así que mejor dispensen al buen Tyronn Lue que tal vez  se comió unos cuantos jochos antes del partido, estaba sufriendo del terrible mal del puerco y por eso andaba cabeceando gacho.

Pleca Instagram Deportes