Eruviel Ávila reparte notarías nuevas antes de irse

Dicen que lo más difícil de cambiar son las mañas los malos hábitos y las tradiciones. Lo anterior parece sucederle a Eruviel Ávila, a quien a dos meses de terminar su gobierno le entró lo dadivoso y se puso a repartir notarías a conveniencia; tal y como suele suceder a finales de sexenio para dejar protegidos a amigos, pagar favores y cuotas, recompensar, etc…

El aún gobernador del Edomex designó 11 notarías nuevas –de la 183 a las 193– y estos fueron algunos de los “beneficiados”: una la entregó al exsecretario de Finanzas e Infraestructura, Erasto Martínez; otra a Héctor Javier Astudillo Calvo, hijo del Gobernador de Guerrero; una más a Gustavo Fernández, colaborador de Humberto Castillejos, ex jefe de la Oficina Jurídica de la Presidencia. Otro ganón fue el exdiputado del PVEM Alejandro Agundis, a quien le otorgó la notaría 183.

También los panistas salieron ganando: Lorena Gárate, hija de Francisco Gárate, representante del PAN ante el INE, y Luz María Angélica Alatorre, esposa del diputado panista Ulises Ramírez, recibieron sus respectivas notarías. Y para que no digan que hay preferencias ni chanchuyo, también le dio la notaría 58 a Omar Martínez, hermano del secretario de Asuntos Electorales del CEN del PRD.

Las designaciones fueron publicadas en la Gaceta de Gobierno y de acuerdo a ésta, los nuevos notarios estarán a un año de prueba, y ya luego “podrán obtener la titularidad de sus notarías”.

El gobernador aseguró que las nuevas notarías son provisionales y tienen como objetivo “ampliar la oferta a los mexiquenses, ya que en la actualidad cada una de las 182 notarías de la entidad está al servicio de alrededor de 93 mil personas” y pues así nada más no se dan abasto.

Comentarios