Lo mejor que le puede pasar al América es que lo compren los chinos

Por: @LUISRICARDOHR

La cartera de América está más vacía que la de un Godínez promedio un día antes de la quincena. Lejos parecen haber quedado aquellos tiempos en los que jugar para Las Águilas era un privilegio. Tan distantes se perciben las épocas en las que los de Coapa fichaban a jugadores como Iván Zamorano, Claudio López o hasta el mismo Djalminha aunque haya sido un fiasco. Lejos quedaron esos momentos y remoto ha quedado el poder que solían tener los Millonetas.

Ayer durante el partido de la Supercopa MX entre América y Querétaro los del Piojo Herrera fueron exhibidos. El América no tiene cómo generar juego, pero no es que no encuentre por dónde o que no estén usando el sistema de juego adecuado, si no que no tiene los hombres para hacerlo. La responsabilidad de creación recae en Diego Lainez, un jovencito que hace poco más de un mes cumplió 17 años… 17 AÑOS.

MEXSPORT

Cuando eres el América, te dices “grande muy grande” y el peso de tu juego ofensivo se lo dejas a un chamaco con menos de 20 partidos en Primera sabes que algo está mal, muy mal. Quizá en este momento haya muchas cosas que no funcionen en Coapa pero sin duda el principal problema es el billete: el América enfrenta una crisis de identidad llamada cartera.

Tigres será un equipo chico y lo que gusten y manden, pero la identidad de Milloneta ya no le pertenece a Las Águilas, sino a los Felinos. Mientras la UANL ficha a Enner Velencia, el Pachuca a Keisuke Honda, el Cruz Azul a Felipe Mora y hasta Pumas a Mauro Formica, el América contrata a Carlos Orrantia.

Los de Coapa querían a Avilés Hurtado desde el invierno pasado. Primero se dijo que el colombiano no firmó con Las Águilas porque no quería salir de Tijuana. El pasado régimen de transferencias Hurtado firmó con Monterrey. Parece que los futbolistas ya no quieren ir al América.

Jugar en Coapa no es fácil, la presión y la atención mediática es enorme pero los Azulcremas solían ofrecer proyectos sólidos por los que valía la pena arriesgarse. Jugadores de primer nivel y seguridad financiera, los refuerzos sólo eran complementos y eso hacia al Ame un club atractivo para las figuras de la Liga MX ; ahora ya ni eso.

Cuando Miguel Herrera dirigió al América por primera vez, el Piojo tenía un equipazo: Moi Muñoz, Raúl Jiménez, Chucho Benítez, Diego Reyes, Paul Aguilar, Miguel Layún, Maza Rodríguez, Aquivaldo Mosquera, Rubens Sambueza, Osvaldito Martínez, etc. Hoy solamente Marchesín, Oribe, Guido y tal vez Cecilio Domínguez y Paul Aguilar (cuando se recuperen al 100% de sus lesiones) son jugadores de primer nivel.

Es decir, que la posibilidad que hoy ofrece el América de ganar es mucho más baja que hace unos años y los jugadores como porqué van a sacrificar comodidad para ir a un equipo en el que quién sabe si puedan obtener títulos, pero una inmensa presión sí recaerá sobre sus hombros. El Piojo ha dicho que aún no saben si traerán otro refuerzo, pero el torneo arranca en 4 días… EN CUATRO DÍAS ¿Qué clase de Cruz Azul es este?

El América ya no es lo que era y la prueba máxima de ello es su asqueroso nuevo uniforme, que es un insulto para su historia y una evidencia irrefutable de que el dinero ya no sobra en Coapa. Seguramente, el costo de la carta de Guido Rodríguez más su salario de un par de años, la luz, el gas, el agua y demás cosas en el club se cubrieron con lo que le pagó Home Depot al América, porque pegarle a un uniforme histórico de tan fea forma y con patrocinio de una empresa que apoyó la campaña de Donald Trump debe valer unos cuantos cientos de millones de pesos.

Un aficionado del América portando el nuevo uniforme del equipo/MEXSPORT

Televisa enfrenta una crisis económica y eso es un secreto a voces. La empresa no vive sólo de la TV. pero sin duda es su principal fuente de ingresos. La televisora de San Ángel no se va a recuperar de esta mala racha: su público poco a poco deja de existir, su credibilidad cada vez está mas dañada y honestamente, si han producido el mismo contenido los últimos 30 años, qué nos hace pensar que ahora harán algo fresco e innovador que atraiga a la audiencia y les ofrezca mejor contenido que el streaming por internet. De hecho, estoy seguro que la mayoría de los que están leyendo esto sólo ven los canales de Televisa durante algún partido o quizá una que otra caricatura pero nada más.

El internet le ha pegado a todas las televisoras, públicas y privadas, pero en el caso de Televisa la crisis está severa. El asunto es que ellos siguen teniendo ciertos niveles de rating, pero simplemente en la Ciudad de México, Televisa ha perdido millones de televidentes en los últimos cinco años y eso se traduce en miles de millones de pesos.

Actualmente, el América es como un junior al que le limitaron el dinero de papá. Lo peor es que hace seis meses, sabiendo que no vivían precisamente una época de abundancia (una crisis no pasa de un día para otro, es algo gradual), Las Águilas se gastaron millones en Agustín Marchesín teniendo entre sus filas a Moisés Muñoz y ahora a falta de cuatro días para que inicie el Apertura 2017 no parece que el Ave tenga dinero para traer al generador de juego que tanto necesitan y eso que en diciembre vendieron a Rubens Sambueza. Aunque tal vez la lana de su traspaso se usó para producir una nueva telenovela.

No va a faltar quien diga este contenido es antiamericanista y que tenemos corta memoria porque en diciembre pasado el equipo estaba jugando el Mundial de Clubes y la Final de la Liga MX. Lo primero es totalmente falso, este texto para nada es antiamericanista, sólo retrata la realidad. Y los segundo, no es que tengamos corta memoria, sino que ese equipo era un plantel diferente al América actual y además llegó hasta donde llegó porque Ricardo La Volpe salvó un barco que Nacho Ambriz había dejado casi hundido.

Hace algún tiempo trascendió que un grupo de inversionistas chinos querían comprar al América, al final esto no se dio pero ojalá hubiera ocurrido. El América no puede estar arrastrando el prestigio como lo hizo este domingo, de por sí Las Águilas le añaden una mancha negativa a su historia cada vez que se ponen ese uniforme, como para todavía seguir pegándole a lo que representan en lo futbolístico.

Quizá ser comprado por el grupo asiático hubiera representado una baja en la influencia que tiene el dueño de Televisa en la FEMEXFUT, pero ¿qué hubiera podido pasar?… ¿que no invitaran al equipo a torneos que no merecía jugar, como la Supercopa? Es un precio justo a cambio de una inyección de billete asiático pues vaya que los chinos le meten dinero al futbol, sino pregúntenle al AC Milan.

Emilio Azcárraga debería reconocer que a su cuenta bancaria ya le queda grande el equipo. El plantel de este América no está entre los tres o cuatro mejores del torneo y aunque los de Coapa no se retrasarán en los pagos a los futbolistas y es posible que los de califiquen a la Liguilla, la realidad es que uno ya no ve al América como ese símbolo de poder y dinero que solía representar. Ojalá que Azcárraga haya guardado el teléfono de los inversionistas chinos porque es la única manera de que la cartera de Las Águilas vuelva a ser grande… muy grande.

Pleca Instagram Deportes

Comentarios