¡Los Lakers son campeones (de la Liga de verano) de la NBA!

Por: Wookie Wiliams /@wookie_williams

No es normal pasar un sábado por la noche viendo un partido de, básicamente, fuerzas básicas de equipos de la NBA y emocionandote al respecto. Pero, básicamente, eso fue lo que hice el fin de semana pasado. Hace dos años ni siquiera sabía de la existencia de la Summer League, y ahora no podía dejar de mirar. La NBA se ha convertido en una Liga de todo el año tan rápidamente que ni parece que hace apenas un mes se terminaron las finales y que faltan tres meses más para que empiece la nueva temporada

La Liga de verano de Las Vegas, la más nutrida de talento y equipos (hay otras, pero ésta es la buena) es el escaparate para muchos jugadores en su primer o segundo año para calibrar su juego, y para muchos jugadores sin contrato aún para mostrarse y tratar de impresionar a algún directivo que quiere invitarlos a un equipo. Hay algunos que han tenido experiencia en la NBA y han pasado un año jugando en el extranjero, como Jorge Gutiérrez, el mexicano de Chihuahua que participó con cuatro diferentes equipos NBA antes de pasar la campaña pasada en Turquía, hay jugadores internacionales que quieren ganarse un lugar, hay veteranos de la liga de desarrollo, recién nombrada la G-League por una marca de bebidas rehidratantes, ustedes saben cuál. En fin, la Liga de verano es una colección de talento muy joven y poco probado y talento marginal que no ha podido consolidarse en los equipos grandes. ¿Cómo rayos es que un partido puede ponerse interesante? Ya vimos lo que pasa cuando tienes jugadores no probados en el México-Curazao, y francamente queríamos sacarnos los ojos. Nadie querría repetir esa experiencia.

via GIPHY

Pero la NBA sabe lo que hace. La emoción por la Liga está en el nivel más alto que ha estado en años, en parte por la calidad de los jugadores, en parte porque los superequipos como Golden State y los Cavs le dan una identidad definida y una narrativa que los fans casuales pueden seguir, aumentando el interés. Así que los fans más clavados han ido expandiendo su consumo del basketball. Queremos más. Y la NBA nos ha dado más. Esta Liga, que generaba nula atención hace un par de años, ahora está llena del futuro de la NBA.

Los Lakers de Los Ángeles llegaron al Thomas and Mack Center de Las Vegas con Lonzo Ball, su flamante segunda selección en el draft, como el héroe de la afición. Hasta que los Raiders de la NFL no se muden en 2020, Las Vegas no tiene equipos profesionales (salvo por los Golden Knights, que se integran a la NHL este año, pero eso qué), así que los residentes tienen sed de ver competencia que no involucre dados. Así que desde el segundo uno, Ball era la atracción principal. No había ni tocado el balón una vez y la arena ya se había llenado.

Nunca había habido llenos totales en este evento, hasta ahora. Cada juego de LAL fue prácticamente un lleno total por la expectativa de ver a Ball jugar. Oh, y vaya que jugó.

No voy a entrar en detalles del formato de competencia, pero después de ocho partidos, los Lakers se proclamaron campeones de la Liga de verano, Lonzo Ball fue el MVP de la semana (aunque no jugó el partido por el título), y la NBA se alzó con toda la gloria. Tener al equipo más ganador de los últimos 40 años ganando lo que sea es bueno para la Liga, sobre todo después de cuatro años en los que no han logrado llegar ni a playoffs, y hacerlo de la mano del que será seguramente el novato más seguido de la siguiente campaña sólo significa buenas noticias. La Liga es relevante a meses de que empiece. Jugadores desconocidos se convirtieron en trending topics en Estados Unidos para un juego que, en teoría, nadie debería estar viendo.

Muchos jugadores lograron mostrar su talento durante estos juegos, y si las cosas salen bien, tendrán un lugar en el roster de un equipo de la NBA en octubre. Jorge Gutiérrez tuvo una de las mejores jugadas del verano, por ejemplo.

Ese tipo de asistencias es lo que lo llevó a los Nets, Bucks, Sixers y Hornets, y esperemos, lo llevará de vuelta a la NBA.

La Liga de verano definitivamente no tiene el nivel de un juego profesional de basketball, pero los juegos fueron increíblemente divertidos y mostraron el talento que está por llegar a la NBA. Los jugadores que vemos hoy ahí serán los All-Stars dentro de algunos años.

Pleca Instagram Deportes

Comentarios