No basta con el “apoyo por el mal rato”, familia de víctimas de socavón buscará indemnización legal

Pues ya ven cómo es la gente: aun cuando ya se les dio un “apoyo” por el “mal rato que pasaron”, luego que sus familiares cayeron hacia la muerte en el socavón que se abrió en el Paso Exprés de Cuernavaca, los cercanos a Juan Mena López y Juan Mena Romero (nombre de las víctimas) advirtieron que el buen gesto del secretario de Comunicaciones y Transportes no es suficiente. Por ello, buscarán una indemnización justa y, de paso, que los responsables de la falla que provocó la muerte de las dos personas sean castigados.

El representante legal de la familia de las víctimas del socavón, informaron que rechazarán el apoyo de un millón de pesos que les ofreció Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT… pese a que el secretario se los dio de corazón: nomás de buena onda, porque no tenía ninguna responsabilidad, según dijo el miembro del gabinete.  “No se está haciendo por alguna cosa más que por el mal rato que pasaron; ayudarles, no a que sea menos malo, porque eso no se paga con dinero, pero ayudarles [en) gestiones que quizá, si no hubiera la intervención nuestra, podrían tomar mucho tiempo’’, dijo en su momento Ruiz Esparza.

Gerardo Ruíz Esparza
Foto: Facebook

En conferencia de prensa, el abogado Darío Oscós Coria señaló que -a ojo de buen cubero- lo ocurrido el pasado miércoles no sólo es cuestión de dinero, sino que implica generación de responsabilidades penales, civiles, laborales y administrativas. Los implicados podrían estar por todos lados -previó el especialista- ya que se abarcaría a personas físicas y morales, además de autoridades estatales y federales. ¿Algún adelanto? “Como responsables ubicamos, por una parte, al grupo constructor y, por otra parte, a Capufe (Caminos y Puentes Federales), más los que puedan salir de la investigación”, señaló el abogado.

La demanda que se entablará tomará dos rumbos: buscar indemnización por daño material y otra por daño moral. En cuanto a la primera, lo que se pretende es que se repare el daño que la familia sufrió en su patrimonio. Lo bueno viene con la segunda, ya implica que se vaya más allá de la protección de los deudos: “tiene una contribución social, que tiene que constatarse en hacer justicia, y tiene que ver que los responsables sean sancionados”, apuntó Oscós.

Así que ahora que ya saben por dónde irá el tiro, la familia espera que todos los posibles responsables se acerquen a solucionar las cosas por las buenas. “La familia Mena ha instruido a este equipo de abogados a conducir las pláticas que de ser posible puedan lograr una solución pacífica, amigable, con los responsables”, aclaró el abogado.

Comentarios