Senador John McCain es diagnosticado con cáncer cerebral

Tras ser intervenido por un coágulo detectado en el ojo izquierdo, el senador republicano y excandidato presidencial en 2008, John McCain, fue diagnosticado por cáncer en el cerebro. De acuerdo con un comunicado compartido por la familia del político estadounidense, aún se está analizando el tratamiento que resulte más viable para el miembro del Partido Republicano.

De acuerdo con El País, entre los posibles tratamientos que podría recibir el presidente del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado está la combinación de quimioterapia y radioterapia. Según los responsables de la Clínica Mayo -donde McCain está siento atendido- el republicano está en estos momentos en excelente estado de salud, recuperándose de la cirugía que le fue practicada recientemente.

Análisis realizados posteriormente a la remoción del coágulo de sangre que tenía en el ojo izquierdo, mostraron que McCain presenta un tumor cerebral primario, conocido como gliobastoma, el cual es una forma agresiva de cáncer.

Antes de que se descubriera el tumor, la oficina del senador había sugerido que el procedimiento quirúrgico al que fue sometido McCain podría dejarlo fuera del trabajo por una semana, pero el diagnóstico de cáncer y el próximo tratamiento podría significar el retiro definitivo del legislador. Los glioblastomas son “generalmente muy malignos”, ya que “sus células se reproducen rápidamente”, señala The American Brain Tumor Association, la cual fue consultada por Business Insider.

No es la primera vez que McCain enfrenta este mal. En 2000 y 2002, fue intervenido para quitarle un melanoma. Logró recuperarse de ambos procedimientos y en 2008 se enfrentó a Barack Obama en las elecciones presidenciales. “John McCain es un héroe americano y uno de los luchadores más valientes que he conocido. El cáncer no sabe a lo que se enfrenta. Dale duro, John”, tuiteó el expresidente, tras conocer el diagnóstico.

Aunque en los inicios de su campaña rumbo a la Casa Blanca, Donald Trump se atrevió a decir “me gustan los que no fueron capturados” al referirse a McCain y su calidad de héroe de guerra (recordemos que el político de 80 años participó en Vietnam) ahora e mandatario olvidó las ofensas y envió sus mejores deseos al senador, a Cindy (su esposa) y toda su familia.

“El senador McCain aprecia el apoyo que ha recibido en los últimos días y está de buen humor mientras continúa recuperándose en casa de Arizona con su familia. Agradece a los médicos y al personal de la Clínica Mayo por su excepcional atención y confía en que cualquier tratamiento futuro será efectivo. Próximas consultas con el equipo de la Clínica Mayo que están al cuidado del senador McCain, indicarán cuándo podrá regresar al Senado de los Estados Unidos”, señala el comunicado difundido desde la oficina del excandidato presidencial.

Comentarios