Pide Yunes que lo llamen a declarar en caso Duarte: “tengo pruebas contra Karime Macías y Fidel Herrera”

Aunque las autoridades han dado más motivos para que Javier “N” no pueda quitarse la sonrisota de satisfacción que ha presumido en las últimas semanas, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, sí tiene fe en la PGR. No hay razón para que no la tenga: hay evidencias, hay cifras, testimonios, hay de todo para que Duarte sea entambado por mucho tiempo. Pero, por si acaso…

En primer mensaje ofrecido luego de la extradición de Javidú, Yunes advirtió que, de hacerse realidad el rumor que ya circula respecto a la próxima e increíble liberación del exgober, se le restaría (más) credibilidad al Nuevo Sistema de Justicia Penal. Recordó que no hay manera de negar que Duarte y sus cómplices se enriquecieron de manera ilícita:

“¿Cómo decir que no se enriqueció? (…) si 12 miembros de su familia viven en Londres, una de las ciudades más caras del mundo (…)  cómo si ya hasta varios de sus cómplices devolvieron más de 700 millones de pesos y bienes inmuebles de miles de pesos (…) y me confesaron que eran recursos de los veracruzanos y que ellos sirvieron de prestanombres (…) [además, de dónde sacó para] contratar para su defensa al despacho de abogados más caro de México”, enumeró el mandatario veracruzano.

Pues bueno, después de hacer el listado de la majadera evidencia, con la cual es un hecho que Duarte seguirá en prisión, Yunes exigió que el asunto no quede ahí: pidió que se devuelva lo robado y que, también, se lleve a proceso a Fidel Herrera Beltrán y a Karime Macías. “Me consta personalmente que hay elementos contra ellos”.

Para no quedarse nomás en palabras (cof, como ya lo ha hecho en otras ocasiones, cof), Yunes pidió que la PGR lo llamé a declarar en el caso Duarte, para así aportar todas las pruebas que ya tiene bien organizadas en un disco duro:  “Aportaré las pruebas que tengo en mi poder para acreditar que lo que hubo en ver no fue gobierno sino una banda del crimen organizado. Tuve el cuidado de grabar todas las conversaciones con los cómplices de Duarte, de las mismas se desprenden elementos probatorios que permitirán acreditar que hubo un acuerdo para robar los recursos de los veracruzanos. Son lícitos porque yo los grabé y los entregaré”.

“He hecho mi parte, la seguiré haciendo”, concluyó Yunes Linares.