Pese a narcobloqueos en Tláhuac, Mancera insiste: no hay cárteles en CDMX

“Si parece un pato, nada como un pato, y grazna como un pato, entonces probablemente sea un pato… ¿no?” Pues sí, pero eso no aplica con los grupos criminales que, en la Ciudad de México, parecen cárteles, los combate la Marina como a cárteles y hacen bloqueos como cárteles. Esos, dice Mancera, son puros wannabe.

Luego de que efectivos de la Marina consiguieron abatir a Felipe de Jesús Luna, El Ojos (líder del Cártel de Tláhuac), ayer en –precisamente– Tláhuac se dieron hechos violentos muy parecidos a los que lamentablemente se dan en otros lugares del país en donde el narcotráfico ya está más que asentado (Tamaulipas, por ejemplo). Sin embargo, el jefe del gobierno capitalino sigue montado en su macho y asegura que en la pacífica CDMX NO HAY cárteles… ¿ni siquiera porque se identificó El Ojos como líder del CÁRTEL de Tláhuac? No, ni así.

Le dan luz verde a Línea 7 del Metrobús
Foto: La Saga

Lo que hay en la capital del país es, según Mancera, grupo de narcomenudistas que, tras la caída de uno de sus líderes, intentaron emular lo que han visto que hacen cárteles cuando uno de los suyos es abatido. Son simples copias. “(Los narcobloqueos son) una reacción que están emulando… trataron –más bien– de hacerlo porque la verdad es que ninguna le funcionó”. Ahhhh no:

Para sustentar su negativa a ver lo evidente, el jefe capitalino remitió a los asustadizos chilangos a checar el boletín que la Marina emitió luego de cerrarle sus ojitos al ídem, el cual –así con letras bien grandotas– dice: “SEMAR en coordinación con Fuerzas Federales y de SP de la Ciudad de México repelen agresión de presuntos Narcomenudistas, en Tláhuac”. Mejor prueba, imposible.

Mancera recordó que en 2011 se logró la detención de La Mano con Ojos, persona que lideraba a los malosos de la zona de Tláhuac y Xochimilco. Sin embargo, notaron que esta importante captura no ayudó a disminuir la delincuencia… por el contrario, la incrementó. Fue así que las investigaciones de grupos de súper inteligencia determinaron que La Mano con Ojos no era un solo individuo, sino un ente conformado por dos seres: La Mano y El Ojos.

En fin, aunque La Mano está en el bote y El Ojos ya fue, Mancera aseguró que las investigaciones y acciones para acabar con el crimen que existe en la delegación Tláhuac continuarán, no sin antes aclarar que el grupo denominado Cártel de Tláhuac (nomás porque son bien faroles) no trabaja en Ciudad Universitaria, como lo reveló hace unos días El Universal.

Comentarios