Gobierno de México pide a Maduro detener Asamblea Nacional Constituyente

Pese a los poderosos pronunciamientos de Vicente Fox en contra del gobierno de Venezuela, Nicolás Maduro nomás no hace caso y sigue con la idea de realizar el domingo las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, la cual se encargará de hacerle unas buenas reformas a la Constitución. Así que, para ver si ahora sí el mandatario de la República Bolivariana reacciona, el gobierno federal de México contribuye a la luchita del expresidente guanajuatense y se pronuncia al respecto. En contra, claro.

El secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, compartió en su cuenta Twitter el comunicado que Secretaría de Relaciones Exteriores hace con relación a la convocatoria de la Constituyente convocada por Nicolás Maduro. Para seguir en la misma línea que ha mantenido en las últimas semanas, se invita a la administración de Maduro a suspender las elecciones del próximo domingo y, en lugar de eso, abrir “la puerta a la negociación que lleve a resolver la grave crisis democrática por la que atraviesa Venezuela”.

Sin morderse la lengua, la secretaría dirigida por Videgaray apunta que “el pueblo venezolano se encuentra profundamente polarizado”. Por ello, se reitera la disposición del Gobierno de México a meter su cucharota en cualquier esfuerzo que los venezolanos realicen para intentar solucionar la problemática política y social que viven. Aclarando que la ayuda mexicana será sólo por “la vía diplomática y con el estricto respeto a la soberanía del pueblo de Venezuela”.

El pasado domingo en Venezuela y otros países se realizó una consulta popular con la que se trató de evidenciar la negativa que los venezolanos tienen respecto a la Asamblea Nacional Constituyente. Según los números de los organizadores de la consulta, en ésta participaron cerca de 8 millones de personas. Además, para acentuar la posición contra las acciones de Maduro, toda la semana se han llevado a cabo movilizaciones de distinta índole rumbo a la llamada “Hora Cero”. Ayer, por ejemplo, se realizó un paro general de 24 horas, el cual dejó un saldo de decenas de detenidos y, por lo menos, dos muertos.

Respecto a esta movilización –la primera de esta índole y alcance en los últimos 14 años– el presidente Nicolás Maduro señaló que fue un “fracaso”, por lo cual la elección de la Asamblea sigue en pie: “Si algún día alguien intentara atentar contra la democracia y contra mí, un golpe de Estado, ese día ustedes verán lo que es un paro absoluto, una huelga insurreccional”.

Comentarios