Karime Macías, el otro lado de la moneda del caso Duarte

Tal parece que las planas de “sí merezco abundancia” realizadas por Karime Macías dieron resultados y muy buenos. Pues ahora resulta que ella es la mera mera… y las autoridades la dejaron ir con todo el dinero. El Diario Milenio reporta que Alfonso Ortega López y Juan José Janeiro Rodríguez son dos de los principales testigos de la PGR en la imputación contra Javier Duarte por lavado de dinero y delincuencia organizada. Ambos presuntamente fungieron como prestanombres del ex Mandatario. Los dos señalaron que la esposa Duarte, Karime Macías, era quien ordenaba las operaciones ilícitas y aseguran que ella les ordenó constituir empresas fantasma y adquirir propiedades a través de éstas.

“Todo era por órdenes de ella. Ella es la que decidía cuándo y a dónde iba el dinero”, sostuvo Ortega López en sus declaraciones ministeriales. También aseguró que a través de esas empresas adquirió –por órdenes de la señora– cuatro departamentos en zonas exclusivas de Nueva York, cuyos costos ascienden hasta los 400 mil dólares cada uno.

Por su parte, Juan José Janeiro reveló que Duarte le solicitó conseguir un préstamo a nombre de la entidad y que, cuando lo obtuvo, resultó ser para fines personales de la parejita; los recursos ascendían a los 350 millones de pesos. “Los recursos se dispersaron en diversas empresas para uso personal de él y su esposa Karime… Dichas empresas no pudieron materializar la facturación de los recursos, por lo que, después de meses de intentos fallidos, en una acción desesperada, Duarte trató de esconder la anomalía”, explicó el fiscalista. Duarte le avisó en determinado momento que el tema había sido finiquitado y le pidió borrar los registros electrónicos y contables del Gobierno del Estado. Aún así, la huella de las transacciones quedó en los bancos y la Secretaría de Hacienda.

Apenas el pasado 20 de julio, el actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes pidió a la PGR que lo llamen a declarar en el caso Duarte. Dijo tener pruebas contra la familia de Duarte y exigió que Karime Macías también fuera citada a declarar:

A la demanda de Duarte no salga de la cárcel hay dos exigencias más, que devuelva lo robado y “que se proceda contra todos sus cómplices, también contra Fidel Herrera Beltrán también contra su familia. Hay elementos suficientes para proceder en contra de todos. Personalmente me consta. Como puede alguien sostener que Javier Duarte no se enriqueció durante su cargo si doce miembros de su familia viven en Londres, una de las ciudades más caras del mundo.

En fechas anteriores, el mandatario veracruzano informó que la esposa de Duarte se encuentra bajo investigación pero el caso es que aún no la han llamado a declarar. A principio de este mes, se supo que Karime inició el trámite de divorcio en París, Francia, y de finalizarlo oportunamente, obtendría la mitad de los bienes de Javidú.

Karime shopaholic 

De acuerdo con un reporte hecho por el diario Reforma en marzo de este año, de diciembre de 2010 a enero de 2012, la aún esposa de Duarte realizó compras por 511 mil 740 dólares en Estados Unidos. Macías también gastó en joyería 1 millón 27 mil pesos en México y por 7 mil 100 reales brasileños en Sao Paulo.

El gasto promedio mensual de Karime Macías en materia de shopping ascendía a una suma de 675 mil pesos; este derroche contrasta con los ingresos que tenía su esposo como gobernador. Para ponerlo en perspectiva: lo que doña Karime gastaba mensualmente en ropa y lujitos equivalía a nueve veces el sueldo bruto (74 mil 978 pesos al mes) del exgobernador.

Para leer: La abundancia merecida 

Lo último que se supo de la susodicha es que fue vista en Londres, Inglaterra, y que inició su divorcio en París…