Insípido debut de las mermadas Chivas

55 días después de levantar el título de Liga ante los Tigres en el mismo escenario, las Chivas iniciaron un nuevo camino en el que la principal encomienda será defender su corona.

Desde la Jornada 1 quedó de manifiesto que el torneo será cuesta arriba para el campeón, que con múltiples ausencias no pudo frente al Toluca y se firmó un 0-0 en una noche lluviosa en Guadalajara.

El Rebaño Sagrado presentó una alineación totalmente parchada ante las bajas de seis futbolistas fundamentales: Alan Pulido (fuera cuatro meses), Oswaldo Alanís y ‘Gallito’ Vázquez (10 días ausentes por esguince), además de los seleccionados Orbelín Pineda, Rodolfo Pizarro y Hedgardo Marín (en la Copa Oro).

Tuvieron cabida en el partido los novatos Fernando Beltrán, José Macías y Ángel López, que mostraron destellos, pero sin el peso específico como para influir de forma determinante en el cotejo.

Carlos Fierro fue el que más intentó alternando por las bandas y desbordando en varias ocasiones, además de exhibir a la zaga escarlata, pero faltó la jugada final por parte de Chivas y el local se quedó con las ganas, pese a que en los últimos minutos los Diablos sufrieron la expulsión de Osvaldo González.

Así las cosas, el Campeón se presentó ante su gente con un desangelado empate sin goles, en lo que aparentemente es una prueba de que el torneo será complejo por tantas ausencias, aunque Matías Almeyda ya hizo público que debido a la grandeza del club las excusas no tienen cabida.