PRI asegura que no rebasó tope de gastos de campaña en Coahuila, impugna decisión del INE

Acusando que los consejeros de INE se “sacaron de la manda” los criterios para señalar que sí rebasaron el tope de gastos de campaña en el pasado proceso electoral de Coahuila, el PRI advirtió que acudirá ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Ahí, si los magistrados determinan lo mismo que los árbitros electorales, los del tricolor se la a-pelarán… mejor dicho, ya no podrán, ya que sus decisiones son inapelables.

De acuerdo con lo dictaminado en el Instituto Nacional Electoral (INE), la campaña del hasta ahora ganador de los comicios, Miguel Ángel Riquelme, sobrepasó el límite de gasto por 7.86%; pequeño detalle que podría llevar a anular la elección, dado que la ley electoral establece que el rebase de 5% es causal de nulidad de la contienda.

‘Todos los gastos están reportados por la Unidad de Fiscalización, solamente que a los consejeros no les gustó el reporte y entonces inventaron el suyo… los rebases no son tales, sino interpretaciones creativas de los consejeros sin fundamento en la ley o la realidad’’, acusó en modo gangsta el representante del PRI ante el INE, Jorge Carlos Ramírez.

Según el PRI, el instituto electoral les aplicó un reglamento de fiscalización “ilegal”. Así denominado debido a que aún no ha sido publicado en el Diario Oficial de la Federación y tampoco se le dio aviso de esto a los partidos. “Un descomunal error”, acusó el presidente nacional tricolor, Enrique Ochoa.

‘‘En los últimos minutos y cuando nuestro representante ya no tenía oportunidad de intervenir en la sesión (del instituto), algunos consejeros se sacaron de la manga supuestos gastos no reportados por cerca de 600 mil pesos’’, acusó el extitular de la CFE. Otros puntos que sirven para descalificar la decisión del INE es el hecho de no haberse cumplido los plazos establecidos por la ley para la revisión de ingresos y gastos. Además, acusan que no se les dio derecho de audiencia. Todo esto pone en entredicho la confianza que se le puede tener al INE, advirtieron los priistas.

Pero mientras en el PRI hacen su berrinche, donde están más que alegre es en el PAN. No porque a ellos también se les detectó un rebase en el tope de gastos, sino porque la decisión del INE deja muy cercana la posibilidad de anular las elecciones y, entonces darles otro chance de ganar los comicios. Claro, ya sin el fino Guillermo Anaya como abanderado, pero de algo a nada…

Ahora sólo les resta esperar lo que se decida en el TEPJF. Todo indica que habrá elecciones extraordinarias.