La CDMX en llamas y Mancera con los ‘Ojos’ puestos en 2018

La Ciudad de México enfrenta su mayor nivel de violencia desde 1997. Aunque algunos renieguen de la presencia del crimen organizado en la capital y le achaquen el incremento de la delincuencia al nuevo sistema penal, los números no mienten. Durante el primer semestre de 2017 se han registrado 541 casos de homicidio doloso en la capital. De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, la violencia aumentó 21% respecto al mismo periodo del año pasado. Los primeros seis meses de este año superaron a 1997, 1998 y 2016 en la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes. El portal Animal Político indica que si estos datos se comparan con los del primer año de gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa, la cantidad de asesinatos ha crecido 37%. Diez de las 16 delegaciones de la CDMX presentaron un crecimiento en la tasa de homicidios este semestre: Xochimilco y Miguel Hidalgo, lideran el alza de asesinatos. Álvaro Obregón, Tlalpan y Coyoacán les siguen.

LecturaLlámenle como quieran: el crimen ya está asentado en la Ciudad de México

Dicen que percepción es realidad: 7 de cada 10 capitalinos creen que la inseguridad en la ciudad ha aumentado en el último año. De acuerdo con la encuesta de evaluación al Jefe de Gobierno más reciente del diario Reforma, 76% de los chilangos consideran que los cárteles del narcotráfico y crimen organizado ya opera en la Ciudad de México. El estudio realizado por la publicación reveló que 13% de a población del otrora Distrito Federal piensa que en la ciudad sólo hay narcomenudeo, mientras 7% indica que existen ambas manifestaciones delictivas. Los encuestados reprobaron el trabajo del doctor Mancera Espinosa en la mayoría de los aspectos, aunque su actuar respecto a la seguridad pública, combate al narcotráfico y combate a la corrupción fueron los que consiguieron calificaciones más bajas.

Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de gobierno de la CDMX
Foto: Notimex- Adriana Covarrubias

Al flamante presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores se le ha visto por aquí y por allá, pavimentando su imagen—y a la par— sus aspiraciones presidenciales, regalando patrullas, promocionando su caripela y montando caballos como el mismísimo Pancho Villa. En Providence Rhode Island, Acapulco, Ciudad Juárez, Tuxtla Gutiérrez, Cancún o Washington. Descuidando —más— su chamba, pues. De acuerdo con la encuesta de Reforma, 66% de los chilangos están en desacuerdo con que Mancera Espinosa renuncie a su cargo para buscar la candidatura para 2018. Los que saben dicen que el Señor de los Bisquets es el aspirante más aventajado en caso de que aquello que llaman Frente Amplio Opositor termine por cuajar. En caso de que Mancera sorteara todos los obstáculos y se convirtiera en contendiente a la presidencia, 71% de los encuestados aseguraron que no votarían por él.