Javier Duarte y Karime Macías: ¿hubo o no pacto con la PGR?

La noticia resonó como un tronido infernal en pleno Sábado Santo: Javier Duarte de Ochoa, el exgobernador prófugo, había sido detenido en el municipio de Panajachel, Guatemala tras más de 180 días de no saberse sobre él. Esa tardenoche del 15 de abril volvimos a ver el rostro del exmandatario desde que se dio a la fuga en octubre de 2016. Las primeras imágenes que vimos del exmandatario acusado de lavado de dinero, delincuencia organizada, coalición y otros delitos, mostraban a una persona despreocupada, relajienta y que escupía una risa sardónica. Todos nos preguntamos de qué se reía Duarte de Ochoa. Algunos dijeron que esa siempre había sido su personalidad, otros tantos indicaron que era de nervios y unos más sugirieron que sabía algo que todos los demás ignorábamos. El proceso contra el exlegislador comenzó de inmediato, aunque las dudas e irregularidades surgieron luego luego. Duarte fue detenido en el hotel La Riviera de Atitlán, donde se encontraba con su esposa, Karime Macías Tubilla, y sus hijos.

Javier Duarte de Ochoa, exgobernador de Veracruz
Foto: Especial

La exprimera dama de Veracruz, vinculada fuertemente en el caso, no fue detenida durante el operativo. Las investigaciones periodísticas relacionaban a Karime Macías con la creación de una red que le permitió a ella y a sus familiares tener acceso a recursos públicos. El abogado Alfonso Ortega López, uno de los operadores financieros de Javidú, depepitó contra Macías Tubilla y la pintó de cuerpo completo en una frase: “todo era por órdenes de ella… era lo que sabíamos. Ella es la que decidía cuándo y a dónde iba el dinero“. De acuerdo con su confesión, la expresidenta del DIF estatal le ordenó —directamente— adquirir a través de una sociedad fantasma cuatro departamentos de lujo en Nueva York. En otra de sus declaraciones, Ortega López dijo que Karime le pidió viajar a una joyería en Polanco para comprar unos aretes y un anillo de diamantes: ambos accesorios costaron 225 mil dólares.

Esas son sólo algunas de las acusaciones que pesan en contra de la exprimera dama veracruzana. Alberto Elías Beltrán, subprocurador jurídico y de asuntos internacionales de la Procuraduría General de la República, afirmó que tras la detención de Duarte de Ochoa, irían por “todas las personas que lo apoyaron y que hayan incurrido en la comisión de algún delito“. Sin embargo, sobre la situación de Karime, Beltrán indicó que ni ella ni su familia cercana tenían órdenes de aprehensión y no estaban siendo investigados por lo que podían andar libremente por cualquier territorio que desearan. “Dentro de las líneas de investigación que tenemos, no hemos identificado que ella haya recibido recursos federales o que tenga dentro de su patrimonio algún activo que esté relacionado con los recursos federales que desfalcaron en el gobierno de Veracruz”, declaró Elías Beltrán.

Captan a Karime Macías, esposa de Javier Duarte, en el aeropuerto
Foto: Noticieros Televisa

La expresidenta del DIF en Veracruz, institución de la cual presuntamente habría desviado 41 millones de pesos, fue vista por última vez el 20 de abril, en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Iba en compañía de sus hijos, de su papá, de su mamá y otros familiares. Iba con rumbo a Atlanta y de ahí a Londres.  Poco más se sabe de la exprimera dama después de ese día. Salvo que comenzó a tramitar su divorcio desde París.

Javier Duarte acepta extradición a México
Foto: Facebook

El actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, declaró el pasado martes 25 de abril que existe evidencia sólida para procesarla. “Las pruebas son muy sólidas. Las que ha presentado la PGR y las que tiene el Gobierno de Veracruz, a través de la Fiscalía, también son muy sólidas y se presentarán en su momento”, dijo Yunes Linares. El mandatario panista ha insistido en que se procese a Karime Macías debido a que “sin duda tiene responsabilidades penales por las cuales tiene que responder“. La PGR, por su parte, indicó que no pactaron —de ninguna manera— con Javidú para que su esposa no fuera relacionada con la investigación sobre el desvío de recursos y que, en caso de ser necesario, sería llamada a declarar.

Alonso Israel Lira, subprocurador especializado en investigación de delincuencia organizada, relató a El Universal que los testimonios de los presuntos cómplices y colaboradores de la red de corrupción de Javier Duarte no son suficientes para “determinar una carpeta de investigación”. El funcionario dijo que no hay nadie intocable en el caso y que el gobernador Yunes Linares podría ser llamado a declarar como testigo toda vez que asegura tener pruebas en contra de la pareja.

No obstante, existe otra versión del caso. De acuerdo con el periodista veracruzano Alejandro Aguirre, columnista de El Universal, Javier Duarte sí pidió inmunidad total para su esposa y sus suegros a cambio de “cooperar en temas políticos rumbo a 2018”. El político expulsado del PRI, incluso, habría amenazado con realizar declaraciones sobre “algunos” que pudieran cambiarle la cara a la contienda electoral del próximo año. La respuesta de “los que mandan”, refirió el periodista, fue que saldría más caro “tapar lo evidente” que cualquier cosa que pudiera decir. En un segundo momento, el exgobernador pidió que hubiera “mesura” para Karime Macías ya que no quería dejar a sus hijos sin padre ni madre durante su infancia y adolescencia. Entonces le explicaron que si el tema explotaba, iba a ser difícil suavizarle las cosas a su esposa.

Según la investigación de Aguirre, en caso de que las autoridades no encuentren un recoveco para “ayudarle” a Duarte y a Macías, no se arriesgarán y la llamarán a declarar. En caso de que la exprimera dama fuera vinculada a proceso o investigada, los suegros de Duarte de Ochoa —también involucrados en la trama— serían desmarcados de cualquier acción para “mostrar humanidad” con los hijos de la pareja. El periodista adelanta que, por lo pronto, Karime Macías merecerá abundancia y no sería llamada a declarar durante los seis meses de investigación complementaria que autorizó el juez federal el pasado sábado. Lo único que podría cambiar este escenario es que Moisés Mansur, amigo cercano del matrimonio y principal operador financiero de los Duarte, aportara pruebas o testimonios en contra Macías Tubilla.

Mansur fue localizado en Canadá por los servicios de inteligencia tras meses de investigación. El Gobierno Federal solicitará su detención provisional y después su extradición. De un momento a otro podríamos tener un nuevo capítulo dentro de esta funesta novela.

Comentarios