Con el caso Tláhuac pretenden manchar a Morena, acusa AMLO

Ahora que está de moda poner a Tláhuac como el foco de la delincuencia de la Ciudad de México, no son pocos los que han hecho una triangulación que, de seguirse avivando, podría resultar en serio deterioro de la bien posicionada pretensión presidencial de Andrés Manuel López Obrador. El vínculo es sencillo: el líder del Cártel de Tláhuac, Felipe de Jesús Pérez, El Ojos, presuntamente tenía relación con el delegado Rigoberto Salgado y éste por haber llegado a la demarcación con candidatura de Morena, pasa a embarrar al líder nacional del partido, Andrés Manuel López Obrador.

Luego de los incidentes ocurridos en Tláhuac, el silencio de Salgado y AMLO se hizo evidente. El segundo ni siquiera para desmarcarse de Salgado. En su momento sólo salió al quite el líder de Morena en la Ciudad de México, Martí Batres, quien antes de dar la espalda al delegado, pidió que la procuraduría capitalina definiera si el hombre que estaba a cargo de la seguridad de Tláhuac hace 13 años –cuando sucedieron los lamentables linchamientos que todavía unos recuerdan– era o no investigado por supuestos vínculos con la delincuencia organizada. Acabar con las especulaciones, pa’ pronto… La procuraduría señaló que Rigoberto Salgado no es motivo de investigación y ni siquiera está contemplado para declarar por los hechos en los que se abatió a El Ojos.

Pues bien, ahora que Salgado ya ofreció declaraciones al respecto, hace lo propio AMLO, quien acusa que, así como ocurrió con el caso de Eva Cadena, lo que ocurrió en Tláhuac se está utilizando como parte de una guerra sucia cuyo propósito es “manchar a Morena”. “La mafia del poder va a intensificar la guerra sucia con sus medios de información que son bastantes periodistas, caricaturistas, pero no van a lograr nada”, advirtió AMLO en evento realizado en Guanajuato.

Puntualizando sobre el caso Tláhuac, López Obrador criticó el hecho de que varios legisladores están solicitando que el delegado Salgado sea retirado de su cargo para ser investigado por el narcomenudeo que permea en la demarcación que administra. Para AMLO, no debe investigarse a Salgado por labores que recaen en instancias federales. “Le exigen como si fuera la PGR y es un asunto que tiene como propósito manchar a Morena, porque están muy nerviosos por su crecimiento”, acusó AMLO.

Asunto federal o no, Salgado fue llamado por la Asamblea Legislativa de la CDMX para aclarar qué es lo que está pasando en Tláhuac. Su comparecencia está prevista para el próximo 2 de agosto. “A ver si después de que me presente continúan con el exhorto de que me vaya de la delegación”, señaló jefe de la demarcación en la que continúan los operativos por parte de la policía capitalina. En el más reciente se retiró de circulación a más de 70 mototaxis que sirven como transporte público sin autorización.

“No queremos confrontación, pero es un transporte que no está autorizado. Es gravísimo que puedan tener una actividad como ‘halcones’”, comentó al respecto el secretario de Movilidad, Héctor Serrano.

Comentarios