Sólo ocurre en China: la estación de metro que está en medio de la nada

Una vez más, China ha probado ser ese lugar en el mundo en el que muchas cosas carecen de explicación. Cuando no desarrollan tendencias como caminar por la ciudad en pijamas o deciden nombrar a sus niños en honor a los Juegos Olímpicos, los habitantes de aquella nación se dedican a construir líneas de metro en lugares olvidados por el resto del mundo.

Gracias a la magia de Internet es como conocimos la historia de la estación Caojiawan, en Línea 6 de Chongqing. Esta tiene como función principal el permanecer ahí, totalmente funcional mientras recibe cero pasajeros en sus instalaciones, como si se tratara de un espeluznante sitio fantasma.

Si uno se pone a ver las fotos en la web, fácilmente pensaría que se trata de los vestigios pertenecientes a lo que hace mucho, pero mucho tiempo fue una estación que transportaba a las personas. Todo antes de que la raza humana dejara de existir en esta Tierra.

China - Estación de metro escondida
Fotos de Visual China Group//Getty Images

Sip, todo tiene la pinta de escenario post-apocalíptico…

Dejando las bromas a un lado, aquel lugar –inaugurado en octubre del 2015– apenas es usado por el público. Al ubicarse en medio de varios terrenos baldíos, lejos de cualquier establecimiento comercial y cubierto por malas hierbas, es normal que pase desapercibido o simplemente sea ignorado por la gente.

La estación está tan mal ubicada que ni siquiera existe un camino municipal cerca de esta o establecimientos comerciales que generen el tránsito de personas. Para colmo, los trabajadores dicen que casi nunca tienen que atender sus puestos de servicio debido a la falta de movimiento y que se tiene que usar un coche para poder llegar a la entrada.

China - Estación de metro fantasma

China - Estación de metro sin uso

China - Estación de metro en medio de la nada

Así que ahí lo tienen. Este es un gran ejemplo de que no sólo en nuestro país se cometen errores garrafales con el propósito de “facilitar el transporte” de sus habitantes. Siempre que piensen en los defectos que tiene el metro en México, acuérdense que en oriente existe un lugar aún peor.

Comentarios