Jonathan dos Santos: Un debate colectivo entre los jueces del mundo

Por Daniel Montes de Oca | @montesdeoca11

Solemos opinar sobre las decisiones de los demás con tal severidad como si nosotros fuésemos a encarnar esas vidas.

La elección de Jonathan dos Santos de abandonar el futbol europeo para, a sus 27 años, llegar a la MLS y jugar al lado de su hermano Giovani, desató un debate colectivo.

Desde que haya dado prioridad al tema económico y una Liga sin presión, hasta que bajará su nivel de juego de forma alarmante, como ha sucedido con Gio, por ejemplo.

Lo cierto es que las razones del mediocampista no están a discusión: “Gestionar con inteligencia y astucia las cosas que uno desea, me parece una grandísima virtud”, escribió Luis García en su columna del viernes en el Diario Récord. Nada más apegado a la razón.

Jona eligió, seguramente, en conjunto con su familia y seres queridos, valorando las ventajas y desventajas de su cambio de aires, y eso convierte en única e incuestionable su decisión.

Foto: Getty Images

El argumento barato de que es futbolista profesional y por ende se debe ‘analizar’ si hizo bien o mal, es sencillamente eso, una pobreza de algunos medios para intentar generar polémica donde no debería existir.

A Dos Santos se le analizará si, como suponen algunos, disminuye su nivel de juego y deja de rendir en la alta competencia, antes no.

Que la MLS en cuanto a nivel futbolístico está lejos de la élite es una realidad; la Liga MX, también. Que resulta extraña la decisión del jugador porque se había forjado un nombre en Europa y cumplió con buenas campañas en el Villarreal, es verdad. Entiéndase ‘extraño’ para quienes no conocemos de primera mano su entorno y necesidades.

Dos Santos se ‘aferró’ por años a mantenerse en el Barcelona pese a que no jugaba. ¿Por qué? Porque estaba en un equipo de ensueño, entrenaba con los mejores del mundo y nunca desistió en su intento por gritarle al mundo que es un futbolista válido… Y lo logró.

Si tiene o no mejor calidad de vida en Estados Unidos que en España, si se volverá millonario, si su hermano y padre lo convencieron, o si se movió por el glamour de Los Ángeles, eso es asunto exclusivo de Jonathan.

En ocasiones no viene mal atender las carencias y miserias personales antes de convertirnos en los implacables jueces de todo el mundo.

Pleca Instagram Deportes

Comentarios