Lo que necesitan en Dallas para llegar al Super Bowl es a Jaylon Smith sano

Por Miguel Ángel Delucio | @miguel_delucio

Los Dallas Cowboys estuvieron cerca de la gloria la temporada pasada o al menos más cerca de lo que habían estado en años anteriores. Lo que faltó en los playoffs ante los Green Bay Packers fue una defensa que aguantara un poco más a Aaron Rodgers, cosa que obviamente no lograron.

Para esta campaña la base que los llevó a tener el mejor récord de la NFC está ahí. Algunos se fueron, sobre todo del perímetro, pero hay una pieza defensiva que si logra estar sano será clave para buscar un Super Bowl.

Se trata del linebacker Jaylon Smith, que está en su segundo año en la liga. Probablemente no recuerdas a Smith porque su año de novato no jugó un solo partido, todo gracias a una lesión.

Vamos a hacer memoria. Jaylon era uno de los prospectos más interesantes del Draft 2016. Todo indicaba que sería de los primeros en ser seleccionado, pero llegó la mala suerte.  El 1 de enero de ese año su carrera cambió por completo. Se jugaba el Fiesta Bowl entre Notre Dame y Ohio State y sufrió una terrible lesión de rodilla, que lo dejó totalmente inhabilitado por muchísimo tiempo.

Jaylon Smith
Foto: Getty Images

Esto arruinó su año y su posición en las listas de los scouts. El daño fue tal que le afectó el nervio en su rodilla y se llegó a pensar que no jugaría otra vez. La medicina moderna hizo su trabajo y ayudó a Jaylon a recuperarse, pero esto no contribuyó mucho en el Draft.

Nadie iba a tomar a un jugador lesionado en la primera ronda, pero en la segunda los Cowboys se arriesgaron por él. Con la selección global número 34 se quedaron con Smith y lo hicieron pensando a futuro.

Jerry Jones y Jason Garrett cuidaron al backer desde el día uno, su inversión. Jamás lo pusieron en riesgo de lesionarse de nuevo, porque ni entrenaba y ayudaron a su rehabilitación y terapia para que fuera ese monstruo de la defensa.

Su paciencia fue recompensada…

Jaylon Smith
Fotos: Getty Images

572 días después, Jaylon Smith entrenó con casco y hombreras puestas. Al fin esa inversión a largo plazo puede rendir frutos y de gran manera. Los doctores han dicho que su rodilla se ha recuperado de gran manera, podría estar listo para la pretemporada y mostrar lo que hizo en sus años universitarios.

Si no vieron al linebacker jugar en su época con los Irish, se perdieron de todo un espectáculo. Hacía prácticamente todo bien, desde cubrir zona y personal, tacleadas en el campo abierto a corredores hasta presionar al mariscal de campo contrario. Su talento es tan alto que lo metían en todos los sistemas y funcionaba.

Entonces, si logra regresar a esa forma o al menos a un 80% será una cosa de locos. Más porque tendrá a Sean Lee a su lado, otro backer que cuando está sano es una bestia. Estos dos podrían convertir esta defensa mediana en algo de mucho mejor nivel.

Jaylon Smith y Sean Lee
Foto: Getty Images

El desarrollo de Dak Prescott, Zeke Elliott en su segundo año y un Dez Bryant maduro serán las piezas en la ofensiva. Además, claro está, una línea ofensiva que fácilmente es la mejor que hay en toda la NFL.

A esto le sumamos una defensa que puede tiene potencial. Está Jaylon Smith, pero también el ala defensiva DeMarcus Lawrence que pinta bien, su primera selección Taco Charlton y el safety Byron Jones, ellos podrían ser lo que le faltaba al equipo.

Todavía no inicia la temporada, pero las esperanzas para los fans de los Cowboys deben de ser altas. Tienen un gran equipo, joven y talentoso. Garrett mostró no ser tan mal entrenador como se llegó a pensar y sí, el linebacker de Notre Dame podría ser ese escalón que les faltaba para jugar en el último domingo de la campaña.

Pleca Instagram Deportes

Estamos hablando de:

Dallas Cowboys NFL