Rusia responde a las sanciones de Estados Unidos desalojando a 755 diplomáticos

La relación amor-odio dentre Rusia y Estados Unidos continúa. Luego de que Estados Unidos aprobara en endurecimiento de las sanciones contra Rusia por la supuesta interferencia en las elecciones estadounidenses de 2016, el presidente Vladimir Putin decidió que no se iba a quedar con las manos cruzadas y respondió con todo.

En una entrevista con el periodista ruso Vladímir Soloviev, Putin informó que las acciones de los Estados Unidos no podían pasar deapercibidas y por lo tanto 755 de mil 1210 diplomáticos estadounidenses que actualmente se encuentran trabajando en las embajadas y consulados de EEUU en Rusia tienen hasta el primero de septiembre para salir del país. ¿Por qué una cantidad tan precisa de funcionarios? Para igualar el número de diplomáticos rusos que se encuentran en Estados Unidos, 455. “Rusia tiene un gran número de medidas para responder a Estados Unidos”, afirmó Putin y anadió que “Moscú esperó mucho tiempo a que mejoraran las relaciones con EE.UU.”, pero “a juzgar por la situación”, estos cambios “no ocurrirán pronto”. “Más de mil funcionarios, entre diplomáticos y personal técnico, trabajaban y aún trabajan en Rusia. Ahora, 755 deberán cesar su actividad”.

A pesar de que la situación actual es tensa, el presidente ruso está conciente de que Estados Unidos y Rusia tienen intereses en común “muy importantes”, así que seguirán cooperando y trabajando juntos “incluso en esta situación bastante complicada”.

Un poco de contexto

El jueves pasado el Congreso de los Estados Unidos aprobó  nuevas sanciones contra Rusia, mismas que aún deben ser firmadas por el presidente Donald Trump.

Además de castigar la susodicha interferencia rusa en las elecciones del 2016, estas medidas contemplan el papel de Rusia en las crisis de Ucrania y Siria. E impone sanciones a Irán por su apoyo a actividades terroristas y a Corea del Norte por sus pruebas con misiles. Asimismo, El País informa que se amenaza con castigar a las empresas de países que inviertan en la construcción o mantenimiento de las infraestructuras rusas para el transporte de hidrocarburos, lo cual afectaría a gran parte de Eruopa. El tiro podría salirle por la culata a Estados Unidos puesto que Jean-Claude Juncker, el presidente de la Comisión Europea, ya está tomando cartas en el asunto y advirtió que la Unión Europea les responderá si las sanciones contra Rusia afectan sus intereses.