En los últimos cuatro años, gobierno triplicó gasto autorizado para publicidad

Si se les hacen majaderos los presupuestos que los legisladores autorizan para el buen funcionamiento de algunas áreas del gobierno –como viáticos, decoración de oficinas, seguro de gastos médicos, regalos a las amantes (como fue el caso de Veracruz)– entonces deberían saber que ese gasto muchas de las ocasiones no es el que realmente se anuncia. ¿Es menor?… sí, claro.

Un ejemplo nada cotorrón de lo anterior es lo que el gobierno federal ha gastado en los últimos años para darnos a conocer lo arrugadita que se está poniendo la carita del presidente… ah, claro… y también los logros que su gobierno ha alcanzado en el campo de la excelencia. En fin, el asunto es que –de acuerdo con las cifras de las Cuentas Públicas– entre 2013 y 2016, la administración de EPN se ha pasado tantito del presupuesto que se le aprobó en la Cámara de Diputados para el rubro de publicidad y difusión en medios. Según reporta Reforma, el gasto se excedió por cosa de nada: nada más por 197.73%.

En los años mencionados, los legisladores nomás le habían dado chance de gastar un total de 7 mil 954 millones de pesos. Sin embargo, en su empeño para que la ciudadanía conozca de sus glorias, la actual administración ha ejercido 23 mil 683 millones de pesos. Es decir, 15 mil 729 millones más, siendo 2016 el año en que más atascada se vio, ya que para esos 12 meses “nada más” se autorizaron 2 mil millones y terminó gastando más de 8 mil millones.

ENP no podrá decir que en otros sexenios estábamos peor. Según recuerda Reforma, con Vicente Fox el aumento de gasto en publicidad se excedió por 27%, con Felipón Calderón fue nomás de 65%… y así hasta llegar hasta un rebase espectacular de 197.73%. “De continuar con esta tendencia, para 2018 se gastarían aproximadamente 11 mil 676 millones de pesos, tan sólo en publicidad del Gobierno federal”, advirtió Clemente Castañeda, diputado/coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano. ¿Lo conocen? Pues es porque él no gasta tantos millones en publicidad. Ahora, sí conocen a EPN, ¿verdad? Lo ven, ahí está el resultado de la inversión.

 

Para evitar que se siga gastando tanto en mostrar la desagradable cara de funcionarios del gobierno federal, Castañeda propone que haya una reforma que permita recortar al gasto en publicidad gubernamental, además de la creación del Instituto Nacional de Comunicación y Publicidad, en el cual ciudadanos con trayectoria reconocida fijarán los lineamientos para el contenido de la publicidad gubernamental y las erogaciones en la materia, entre otras atribuciones.