Editors Choice

Pura música de pegue: desaparece de FM la única estación de radio cultural de Nuevo León

Para que los neoleoneses dejen de volar con música clásica y mejor sepan de qué va la realidad al ritmo de narcocorridos (o lo que sea que se les ocurra meter para “subir el rating”), el gobierno del Estado ha decidido cambiar la programación de la frecuencia 102 del FM. Ahora será “más popular”, anunció la vocería del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco.

Radio Opus, del Sistema Radio y Televisión de Nuevo León, “ya no va a ser cultural”, informó la portavoz del gobierno, Diana Adame. Esto quiere decir que ya no transmitirá música clásica, blues, jazz, flamenco o cualquier otro ritmo que saque a Rodríguez Calderón de la concentración necesaria para leer el Libro Vaquero.  

Aunque no se sabe bien qué nueva música se programará, la gente ya puede comenzar a disfrutar programas de superación personal. “No sé si se van a incluir reggaeton y los narcocorridos en la nueva programación, pero sí habrá música más popular”, señaló Adame.

De acuerdo con Proceso, desde antes del anuncio la gente ya comenzaba a notar diferencias en su estación consentida, cuando en lugar de escuchar a Bach, Beethoven o Mozart, al sintonizar el 102 del FM en Nuevo León se dejaban escuchar poemas de Paco Stanley… o algo parecido, ya que se comenzó a incluir un programa de “superación personal” conducido por Olga Nelly, una locutora autodenominada como “caminante de la vida” y”exploradora de almas” .

Para exigir que se respete a los fieles radioescuchas, además de preservar el espíritu de la única estación cultural con la que cuenta el Estado, al menos 3 mil personas firmaron una carta dirigida a Ricardo Ramos, presidente del Consejo de Cultura y las Artes de Nuevo León. En la misiva se expone que la cultura debería ser una de las principales armas con las que el gobierno combata la violencia que aqueja a Nuevo León.

Si la mayoría de los niños mexicanos tuvieran la oportunidad desde sus primeros años de escuchar la música de Mozart, Vivaldi, Bach; si conocieran el teatro de Cervantes, Moliere o apreciaran las grandes esculturas y pinturas de Leonardo, Botticelli, Miguel Ángel, Rafael, etc., no se sumarían a la delincuencia organizada ni serían sicarios.

En respuesta, Ramos también expresó su inconformidad por el cambio que ha sufrido “Opus”. De acuerdo con el presidente del Consejo de Cultura, un programa de “superación personal” está alejado de la cultura… o al menos de los gustos de la poca gente (pero muy fiel) que diariamente sintonizaba la estación, la cual ahora pasará al AM.

Pero bueno, como dice el slogan de la administración de El Bronco, “la raza manda”.

Comentarios