Hoy en las Antipromesas: Martín Galván la ‘joya’ de La Noria

Por: @LUISRICARDOHR

Ni si quiera había terminado de desarrollarse físicamente, estaba más cerca de ser un niño que de ser un hombre, pero aún así Sergio Markarián consideró que el jugador tenía talento suficiente para ser parte del primer equipo de La Máquina. “Martín tiene las cualidades de un crack, en mí concepto llevarlo en la edad cronológica dentro de un proceso normal de crecimiento puede no ser bueno. No tengo la verdad, pero en mi opinión debería saltar ya algunas etapas”, dijo una vez el estratega uruguayo.

El nombre de Martín Galván ya casi no era mencionado, pero hace algunos días el futbolista volvió a acaparar los titulares tras criticar al Chaquito Giménez. Por eso hoy en las Antipromesas les contamos la historia de El Niño de La Noria.

Inicios: Meteórico ascenso y prematuro debut

MEXSPORT

Martín Luis Galván Romo nació en Acapulco, Guerrero, un 14 de febrero de 1993. Su padre dirigía una academia del Cruz Azul en el puerto guerrerense y ahí fue donde Martín dio sus primeros pasos en el mundo del balompié. Cuando el jugador tenía 13 años se integró a las Fuerzas Básicas de La Máquina y pronto comenzaría su rápido ascenso.

En el 2007 Sergio Markarián llegó a dirigir al conjunto Cementero. El Pingüino es considerado por muchos como uno de los mejores estrategas que ha tenido el Azul en los últimos tiempos, por eso es que cuando el uruguayo se desvivió en elogios para Galván, la gente pensó que el chico era un crack.

vía: maquinacementera.mx

El cinco de enero del 2008, con tan sólo 14 años de edad, Martín Luis Galván debutó profesionalmente con el Cruz Azul. El encuentro donde el jugador vio sus primeros minutos con el jersey celeste fue un partido frente a Monterrey correspondiente al Interliga 2008, torneo que antiguamente daba el pase a la Copa Libertadores. En aquel partido Galván jugó cinco minutos, pues ingresó de cambió al minuto 85.

De manera inexplicable, luego de dos torneos consecutivos llegando a la Final, Sergio Markarian dejó a los Cementeros y con la salida del estratega, Martín Galván perdió protagonismo. Aún así, al jugador le alcanzó para debutar en la CONCACAF Liga Campeones a los 16 años y convertirse en el jugador más joven en haber participado en el recién creado certamen concacafkiano.

Clubes europeos

Al tiempo que Martín Galván daba sus primeros pasos con La Máquina, se rumoraba que el jugador era pretendido por grandes equipos de Europa. Incluso se llegó a decir que El Niño tuvo la oportunidad de irse a La Masía pero prefirió vivir en México con su familia.

Galván era la joya de La Noria, se supone que el Arsenal, el Olympique de Lyon y demás equipos importantes del viejo continente se interesaron en sus servicios. Y es que el jugador había llamado la atención de los visores internacionales luego de brillar con el Tri  Sub-15  en el Torneo de Gradisca en Italia.

La Selección Sub-17 , las ‘amigas’ de Martín y el último chance en Cruz Azul

MEXSPORT

Por supuesto que Galván llevaba un proceso en Selecciones Menores, después de todo era una de las promesas más grandes no sólo del Cruz Azul, sino también de la Liga MX. El jugador era un constante en los llamados de las categorías inferiores del Tri hasta en el 2009 ocurrió un famoso incidente.

La Selección Mexicana se preparaba para disputar el Mundial Sub-17 de aquel año. Las figuras del equipo eran el arquero Toño Rodríguez, el defensor Kristian Álvarez y el delantero Martín Galván. Sin embargo, poco antes del inicio del torneo el jugador fue dado de baja por una indisciplina.

El problema: El Niño metió unas ‘amigas’ al hotel de concentración. Evidentemente, esta situación molestó a los directivos del equipo debido a que además de ser una indisciplina, el joven era menor de edad. Tras esa situación el jugador se perdió el Mundial Sub 17.

Galván aceptó que su indisciplina había tenido que ver con mujeres, pero consideró que las sanciones que le impuso la Federación Mexicana de Futbol habían sido excesivas. Tras ello el delantero prácticamente desapareció de los primeros planos del balompié nacional.

No fue alcohol, no tomo, mi papá no toma, leí en un periódico que me llaman alcohólico; de mujeres te puedo decir que sí, soy un chico, una persona normal que tiene sus necesidades y en ese momento no debió ser y espero que la gente no se lleve una mala imagen de mí.

MEXSPORT

Entre el 2009 y el 2011 el jugador estuvo oscilando entre el Cruz Azul Hidalgo y la banca del Cruz Azul, pero el equipo con el que más minutos tuvo fue el conjunto del Ascenso MX. En el 2012, al tiempo que futbolistas más o menos de su generación conseguían la medalla de oro en los Juegos Olímpicos, Martín Galván recibía su último chance en el conjunto celeste.

De nuevo el delantero no la armó y terminó por salir de la institución. En el momento que el atacante dejó Cruz Azul apenas tenía 20 años, pero su nombre ya sonaba como el de todo un veterano. En una entrevista que brindó para ESPN, El Niño afirmó que la directiva no lo supo guiar.

En su tiempo la directiva no me supo guiar, me dio muchas cosas, tanto material como en otros sentidos y no supe analizar esas cosas… en esos momentos la rompí en fuerzas básicas y eso me llevó al primer equipo y no por otra cosa. Yo estoy a favor de que si hay un jugador que se gana las cosas a pulso se le tienen que dar las oportunidades. Tanto en mi vida personal como en el futbol me he sentido mejor y más maduro.

Etapa actual: Ascenso MX, declaraciones sobre el “Chaquito” y traspaso a España

En el 2014 El Niño se fue a los Correcaminos de la UAT de la segunda categoría del futbol mexicano. Posteriormente estuvo con el Atlante, el Reynosa, de nuevo el Cruz Azul Hidalgo y su último equipo en México fueron los Pioneros de Cancún. Poco a poco fue perdiendo protagonismo y comenzó a ser parte de la banca de los equipos de Ascenso.

Su nombre había desparecido de los titulares, hasta que hace unos días a Billy Álvarez, presidente del Cruz Azul, se le ocurrió comparar al Niño con Santiago Giménez, hijo del Chaco Giménez y que ya milita en el primer equipo de La Máquina.

Ante tal situación, Martín Galván se molestó y en una entrevista con ESPN, el jugador se fue directo a la yugular y afirmó que el Chaquito no tenía ningún mérito para estar donde está.

Nadie más que mi familia o algunos amigos muy cercanos saben lo que ha pasado conmigo. Para la gente es fácil hablar, siempre el amarillismo va a sobresalir en este país y a mí me pueden tachar de lo peor, de algunas cosas muy feas. Todo mundo sabe que yo cometí errores, no puedo decirte que no los cometí, pero Billy en la entrevista me compara con el hijo del Chaco… Para mí el ‘Chaco’ es un jugadorazo, es un gran ejemplo, pero seamos sinceros, el hijo del Chaco, y lo voy a decir con todo el respeto del mundo, no ha hecho nada como para demostrar que merece estar ahí.

Hace unos cuantos días Galván por fin pudo emigrar a Europa, pero no fue al Arsenal, ni al Lyon y mucho menos al Barcelona; sino al Club Deportivo Salmantino, equipo de la Segunda División B de España; es decir la tercera categoría del futbol ibérico.

Esta fue la historia de Martín Galván, un joven al que según sus propias palabras no supieren guiar. Su gran talento aún no ha explotado, el futbolista apenas tiene 24 años, sin duda es el más joven que hemos presentado en esta sección. Ojalá que le vaya bien en España y que en unos tres o cuatro años estemos hablando del renacer de Martín Luis Galván, pero la verdad se ve muy complicado.

Pleca Instagram Deportes

Comentarios