Mancera, Beltrones y Madero apuestan por gobierno de coalición para 2018

Justo cuando millones de mexicanos están por perder la esperanza de que, con las elecciones de 2018, pueda haber un cambio en el sistema y salir (aunque sea tantito) del oscuro rumbo en el que ahora nos encontramos… se juntan estos tres güeyes y acaban por dar el tiro de gracia.

De cara al proceso presidencial del próximo año, los personajes más queridos de las principales fuerzas políticas del país (y el PRD) se reunieron ayer en lo que sería un debate… pero como a final de cuentas lo que Manlio Fabio Beltrones, Gustavo Madero y Miguel Ángel Mancera más desean es no quedarse sin hueso el bien de todos los mexicanos, pues no hubo tal. En lugar de eso, los nada carismáticos fulanos llegaron para acordar que la única posibilidad real de cambio de régimen es un gobierno de coalición.

En desabrido encuentro denominado “Todos contra AMLO”… digo, “Diálogos Bizantinos”… digo, “Diálogos Galileos” (porque lo organizó la tribu perredista de “Los Galileos” y son bien creativos), los expresidentes nacionales del PRI y PAN, así como el jefe del gobierno capitalino, coincidieron en que para conseguir un verdadero cambio político, económico y social en el país, es necesario que para el 2018 todos los partidos vayan en bola.

“Pongamos en el eje central a México, a personas y partidos que impulsen esta tarea sin protagonismos. Sí se puede hacer si alcanzamos consensos. Hay que poner a las personas en el centro de la política. Sumar talentos. Convocar a una revolución por el consenso y el entendimiento, siempre y cuando los partidos políticos pongan en la agenda principal a la gente”, señaló Mancera.

Le dan luz verde a Línea 7 del Metrobús
Foto: La Saga

¿Por qué una coalición?

Aunque con este posicionamiento muchos acaben por confirmar que todos los partidos son lo mismo, el trio señaló pequeñas variantes al decir por qué creen que la mejor opción para ellos para el futuro del país es que exista un gobierno de coalición. En el caso del jefe de gobierno capitalino, dijo que porque así se pone el interés de los ciudadanos por encima de los partidos; Madero que porque es así se desmantelará al régimen (algo que quedó a deber el PAN en los dos sexenios que se chutaron) y, en el caso del hombre que hace unos meses despreció a las alianzas por ser “antinatura”, o sea Manlio Fabio, que porque sólo así se conseguiría gobernabilidad.

Además indirectamente dar a entender que futuras disputas políticas serán puro teatro, la reunión sirvió para que los representantes de los partidos descaradamente se acordaran de cómo le han visto la cara de güeyes a los mexicanos: entre gobiernos que no cumplieron promesas de campaña, tomas de protesta al “haiga sido como haiga sido”, socavones, Casas Blancas, escándalos de corrupción… y lo que falta… Es más, Mancera aseguró que – en el remoto caso de que llegue a Los Pinos por cuenta propia – no dudaría en establecer un pacto… ¿Cómo el bien efectivo “Pacto por México”?

“Yo sin ninguna duda invitaría a participar a Gustavo en un ejercicio así o al licenciado Beltrones, y conste que yo no puedo purificar nada. No tengo facultades de purificación, ni yo me puedo purificar”, comentó Mancera con cero gracia, en clara alusión a AMLO, a quien últimamente se le ha dado por andar de perdona vidas y aceptar en su proyecto a personajes salidos de las alcantarillas políticas.

En fin, así ya quedaron. Para que luego no digan que no sabían.

Comentarios