Abogados de caso Narvarte también fueron objetivo de Pegasus

La trama del #GobiernoEspía y el uso del software Pegasus sigue arrojando nueva información. Lo primero que supimos del tema es que este malware fue utilizado en contra de promotores de un impuesto a los refrescos en nuestro país y este ataque después se replicó contra periodistas y activistas como Carmen Aristegui, Carlos Loret de Mola, Salvador Camarena, Juan Pardinas, Daniel Lizárraga, entre otros. Días después, nos enteramos de que también se trató de infectar los teléfonos celulares de miembros de la oposición como los panistas Ricardo Anaya, Roberto Gil Zuarth y Fernando Rodríguez Doval. La semana pasada, una investigación periodística reveló la irregular forma en que el programa fue adquirido por la Procuraduría General de la República (a través de una empresa fantasma). Este miércoles 2 de agosto, el Citizen Lab de la Universidad de Toronto confirmó que Karla Micheel Salas Ramírez y David Peña Rodríguez, abogados que asumieron la defensa de tres víctimas del caso Narvarte, recibieron mensajes con enlaces relacionados a Pegasus entre septiembre y octubre de 2015.

Durante 2015, Salas Ramírez y Peña Rodríguez acompañaron varios casos de violaciones a derechos humanos: tramitaron cientos de juicios de amparo interpuestos por radioescuchas del programa de Aristegui en MVS, tras su salida del aire y trabajaron en la elaboración de amparos contra el No Ejercicio de Acción Penal en el caso de la red de trata del líder priista Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Entre septiembre y octubre de 2015, apenas un mes después de haberse sumado a la defensa del caso Narvarte, los abogados recibieron tres mensajes con enlaces sospechosos. El nuevo reporte de Citizen Lab indica que el 1 de octubre de 2015, Karla Micheel recibió un SMS que decía: “Karla en la madrugada fallecio mi padre estamos devastados, te envio datos del velatorio, espero puedas venir (sic)”. Este mensaje estaba acompañado con un link con la supuesta dirección.

Creo que las únicas personas que están interesadas en espiarnos son agentes del Estado”, dijo Salas a la agencia The Associated Press. La abogada se dijo preocupada por la situación, ya que abrió la liga adjunta al mensaje que se le envió y, en caso de que su celular hubiera sido infectado, podría poner en riesgo la vida de sus clientes debido a la información confidencial contenida en su smartphone. El software Pegasus permite acceder a todos los archivos de un celular y convertirlos en dispositivos de espionaje. De acuerdo con NSO Group, este programa solamente es vendido a gobiernos para utilizarlo en contra de criminales y terroristas. Citizen Lab asegura que estas condiciones fueron violadas en el caso #GobiernoEspía, aunque no hay pruebas concluyentes de la participación del Gobierno Federal en el caso. El presidente Enrique Peña Nieto ha rechazado que su administración esté detrás de los intentos de espionaje. La PGR, una de las dependencias que compró Pegasus, se investiga a sí misma por el caso.

PGR compró el software Pegasus a prestanombres
Foto: Shutterstock