¡Hulkamania!: Acá te dejamos 5 películas de Hulk Hogan súper domingueras

Durante gran parte de los 80 y 90, uno de los nombres más sonados en los cuadriláteros de los Estados Unidos era el de Terry Bollea, o más bien dicho, ¡HULK HOGAN!

A pesar de sus escándalos sexuales y su batalla contra GAWKER, no se puede negar que el hombre tenía un carisma único, además de esos enormes biceps, su cabellera dorada y su mostacho.

Siendo el “Americano Real” no es de sorprenderse que el Hulkster diera el paso al mundo del cine, así como lo hizo Dwayne “The Rock” Johnson varios años después. Claro, con la diferencia de que The Rock sí la armó, y muy bien.

Pero en el caso del buen Hulk pues… no se puede decir que sus películas no son entretenidas… pero lo son por todas las razones equivocadas.

Sabemos que a muchos se les destrozó la ilusión de ser parte de la Hulkamania, pero mejor recordémoslo en su mejor… bueno, en un momento no tan malo de su carrera con estas 5 películas:

Mr Nanny (1993)

Tal vez la película más conocida del buen Hulk. Por alguna razón los productores y escritores de este filme creyeron que los varios intentos de asesinato a su pobre personaje eran, divertidos… vamos, ¡son niños!

A pesar de que el concepto de que dos niños le anden pateando el trasero a semejante grandulón es un buen escenario para una caricatura al estilo Tom & Jerry, para una película… en serio, Jigsaw es una ternurita en comparación con estos desgraciados. Claro, cómo se nos podía olvidar, The Undertaker es uno de los malos de la película.

Suburban Commando (1991)

Hulk Hogan, Christopher Lloyd y Shelly Duvall, sí, la misma de The Shining, en una película en donde Hogan es un Guerrero Interestelar en persecución de un Déspota Intergaláctico… ¿qué más se puede pedir?

Ese momento en que su dorada cabellera cada vez se iba más para atrás de su cráneo, ver a Hogan lidiar con las peripecias de vivir en los suburbios es… una tontería, divertida claro, pero tontería.

Rocky III (1982)

Tal vez la única buena película en toda esta lista. A pesar de que el villano de turno fue interpretado por la leyenda conocida como Mr. T, Hogan le hizo segunda y mangoneó a Sylvester Stallone, tanto en su papel como Rocky, como en la vida real:

Se cuenta que el Hulkster trató con tanta rudeza a Stallone que tuvieron que retrasar la filmación de la película. Pfff, ni aguanta nada.

3 Ninjas en el Parque de Diversiones (1998)

Cuando las películas de las Tortugas Ninja resultaron ser todo un éxito (excepto por la tercera), Raymundo y todo el mundo querían un pedazo del pastel. Esto dio vida a cosas como 3 Ninjas Atacan, filme que tuvo tres secuelas y en la última el Hulk tuvo la desdicha de salir:

Cómo demonios es que les dio para hacer cuatro películas, ¿a saber?, pero tal vez el peor pecado de este bodrio fílmico, fue el de atreverse a cortarle su oxigenada cabellera al buen Hulk, quien hace de un héroe de acción en la televisión que ya no tiene motivación para seguir, convirtiéndose en una parodia de si mismo y… ¡ouch!, tal vez el buen Terry necesitaba de un abrazo.

No Holds Barred (1989)

Sin importar que el Hulkster es primero un luchador antes que un actor (por obvias razones), para cerrar esta lista nada mejor que una película basada en la lucha libre… ¡Inception se queda en pañales señores!:

A pesar de que la película es por sí misma… interesante, el que su desenlace haya ocurrido en un evento de la en ese entonces WWF es algo que los fans del deporte entretenimiento aún no se pueden explicar.

Y bueno, si bien es cierto que pueden pasar un buen rato viendo cualquiera de estas películas –sobre todo si se juntan con sus cuates y sacan un buen cartón de chelas– tal vez la mejor forma de recordar al buen Terry Bollea sea viendo cualquiera de sus luchas, ya sea en la WWE o la WCW. Vaya, con solo ver cualquiera de sus apariciones en la WWE es para que la piel se les ponga chinita.

Comentarios