Quien se ha robado mi peso…

Valientes al igual de inutiles resultaron las declaraciones que hiciera el secretario de Hacienda, Agustin Carstens la noche del domingo, al señalar a diversos empresarios como los principales responsables de la nueva devaluacion del peso frente al dolar, la cual llego a superar los $14 pesos durante la semana pasada.

Y es que de acuerdo a la conferencia de prensa dada por el secretario de Hacienda, diversos empresarios fueron los que orquestaron el duro golpe al peso, al unirse y orquestar la compra de 9 mil millones de dolares en un par de dias, provocando que la especulacion volara el precio de la moneda norteamericana. Tan es asi, que tanto el secretario de Hacienda, asi como el gobernador del banco de Mexico, Guillermo Ortiz, aceptaron publicamente que conocian de esta nueva devaluacion desde dos dias antes de que esta ocurriera.

Quien mas pudo obtener esa informacion, y utilizarla para hacer un negocio redondo, al comprar dolares en $10 pesos y re-venderlos en $13.50?

Esta claro que para que empresarios ultraderechistas, de esos que siempre presumen ‘amar a Mexico’ pudieran saquear el 10% de las reservas del pais, se requirio de alguna ayudadita voluntaria o involuntaria del gobierno federal.

Algunas de las empresas culpables de esta nueva crisis, son CEMEX, Bimbo, ALSEA (operadora de Starbucks, Burger King, Chillis y Domino’s Pizza), Grupo ALFA, (operadora de Alestra, Alimentos Sigma (Fud, San Rafael, Yoplait, Oscar Mayer y Cafe Ole entre otros) y Comercial Mexicana, quienes al tener adeudos en dolares, decidieron sangrar al peso de manera indebida, al especular con el costo del dolar, pero sobre todo de manera ilegal, al no ofrecer informes a la bolsa mexicana sobre sus adeudos, cosa que en todo el mundo se castiga con carcel.

Sin embargo, estamos en Mexico, alguien se imagina siquiera la posibilidad de que se encarcele a algun miembro de la poderosisima familia Servitje? A los Zambrano?

Como siempre, poco podemos hacer, pero creo que una buena maner de pagarles su ayuda, dejando de consumir sus productos, dejar de ir a los Starbucks, de pedir asquerosas pizzas de 30 minutos, mandar a volar al oso bimbo, y dar el ultimo empujoncito para que la Comercial Mexicana cierre sus puertas, pues si ellos no se tentaron el corazon para dañar nuestra economia, porque nosotros habriamos de hacerlo para seguir llenandoles el bolsillo?

Por cierto, creo que es buen momento para que los ‘creativos’ de la agencia de publicidad de la comercial mexicana cambien su slogan de ‘Y tu vas al super o a la comer’ por uno mas ad hoc para el momento como ‘Y Tu vas al super, o a la quiebra?

Comentarios