Cine

A propósito de Baby Driver: 5 películas que mezclan a la perfección la velocidad con el crimen

La mafia y los automóviles; esa siempre ha sido una combinación ganadora, sobre todo cuando se trata de crear una historia emocionante, que tenga la capacidad de captar la atención de quienes se sientan en una sala y esperan ver algo que valga la pena.

En nuestra opinión, no se trata sólo de la velocidad, las carreras y los vehículos lujosos que sólo sirven para adornar la trama. De hecho, creemos que existen otros factores que ayudan a convertir cada escena en un momento digno de recordarse. Aquellos que numerosas veces han pasado a la historia por su impacto ante el público, dejando a un lado los gustos de cada persona.

¿De qué estamos hablando? Podemos nombrar detalles como el suspenso, el desempeño de los actores o incluso las circunstancias que rodean a los personajes dentro de sus historias, pero tal vez nos quedaríamos cortos. Por eso es que en vez de tratar de sonar como críticos expertos, preferimos compartir con ustedes una breve lista con las películas que en nuestra opinión, poseen cualidades que las hacen únicas en su tipo.

Si creen que nos hizo falta agregar algún otro filme, no duden en dejarnos sus sugerencias. Su opinión será más que bienvenida.

Gone in 60 Seconds – 2000

Una buena película de autos y crimen no estaría completa sin Nicolas Cage, que en el 2000 nos mostró que el amor entre hermanos puede llevar a las personas a hacer locuras. Su papel como Randall “Memphis” es bastante decente y tiene la cantidad correcta de escenas de acción.

Drive – 2011

Aunque no se trata de una obra maestra, lo cierto es que es una mezcla fascinante de influencias en la cultura popular. Si algo podemos decir de Drive es que la cinta tiene la cualidad de hacer que el público anticipe la violencia, aunque esta no se muestre en gran proporción.

En caso de que todo en la película falle para ustedes, siempre pueden ver a Ryan Gosling tratando de eludir a algunos malhechores con sus habilidades al volante.

Collateral – 2004

Siempre se necesita encontrar a la persona correcta para realizar el trabajo sucio de alguien. Lo malo es cuando el pobre diablo que se ofrece como chofer (Jamie Foxx) no sabe siquiera que está ayudando a un asesino mientras hace sus “transacciones”, por lo que sin darse cuenta, se convierte en el rehén.

Bonnie and Clyde – 1967

Aquí tienen un clásico del cine, señoras y señores. Uno que fue ambientado en la época entre las dos guerras y cuya trama es de las primeras en definir el género road movie.

Durante la Gran Depresión de los años 30, el atracador de bancos y negocios, Clyde Barrow, sale de prisión y comienza a hacer de las suyas. Tiempo después conoce a Bonnie Parker, una chica de pueblo que, aburrida de su estilo de vida, simplemente decide acompañarlo.

Taxi Driver – 1976

Para algunos es considerada como LA película de automovilismo y crimen. Un increíble trabajo dirigido por Martin Scrosese y actuado por Robert De Niro por ahí de 1976.

El filme está ambientado en la Nueva York de los años 80, donde Travis Bickle, un excombatiente de la guerra de Vietnam, comienza a trabajar como taxista. Su mente es inestable, pero sus propósitos son firmes; él quiere poner de su parte para luchar contra la violencia en la ciudad.

¿Cuál nos faltó?

 

Comentarios