De a $50 la rolita… Julión podrá seguir trabajando en México, sólo que cobrará en efectivo

Salgan de su depresión. Si tenían agendado disfrutar de Julión Álvarez y su Norteño Banda, pero creyeron que se les había cebado por los recientes líos jurídicos que se carga el susodicho, les traemos buenas noticias.

Para que la gente siga berreando éxitos como “Eso sí me dolió”, los promotores sólo tendrán que estar de acuerdo en pagar con cash las presentaciones del hombre que hace unos días fue incluido en la lista negra del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, esto debido a la posibilidad de haberse prestado como parte de la red de lavado creada por el narcotraficante Raúl Flores, El Tío.

De acuerdo con Excélsior, pese a que ya le fueron canceladas todas sus cuentas bancarias, le fue cancelada su visa y hasta se quedó sin chamba en Televisa (y de paso sacaron todo su material de YouTube), Julión puede seguir cobrando por echar gorgoritos en palenques, ferias y en cualquier lugar de la República en el que sea solicitado… ya que puede cobrar en efectivo o bien, a través de una tercera persona.

“El promotor le puede pagar en efectivo, siempre y cuando, él pueda acreditar ante el Servicio de Administración Tributaria el ingreso y pagar el impuesto correspondiente. La inclusión en la lista no le impide laborar en México. Puede recibir su sueldo y sus honorarios sin problema, con la debida comprobación y el mismo caso sucede con Rafa Márquez y el Atlas”, señaló el abogado Salvador Mejía, socio director de ASIMETRICS.

Lo anterior es un verdadero aliciente para el buen Julión, a quien – como a Rafa Márquez – los señalamientos venidos de Estados Unidos le han tumbado la chamba. Primero las presentaciones  en Estados Unidos, después contratos con patrocinadores y, recientemente, el que su música sea distribuida en Spotify y YouTube.

Al respecto de esta situación, Universal Music – disquera que tiene firmado al cantante – no ha hecho ningún comentario al respecto. De igual forma, Amazon tampoco le ha movido nada al asunto, ofreciendo su catálogo de manera normal.