5 razones por las que es imposible jugar Mario Kart sin decir groserías

Todos los fanáticos de Mario Kart han experimentado sensaciones únicas, desde la adrenalina de sentirse el amo del volante tras devorar kilómetros de pistas de fantasía hasta la sensación de ser un loser en la vida porque tu novia que nunca ha agarrado un control te gana.

Nadie puede negarlo, a través de sus ocho entregas, este videojuego está lleno de situaciones que nos hacen experimentar todas las emociones que existen en nuestra vida. Alegría, coraje, frustración; reaccionas de forma que nunca lo has hecho, sin duda esa es la esencia del juego.

A 26 años de la primera versión del videojuego de carreras más famoso del mundo (¡Tomen eso Need For Speed y F1!), te mostramos las situaciones por las que podrías perder el control, gritar, mentar madres y hasta tronar con tu chava en el peor de los casos… pero también debes saber que es bueno que todo eso pase por tu salud.

1.- Vas de líder y… aparecen las pin·$% tortugas rojas

Vas manejando sobre la pista, traes a Donkey Kong y llevas tu vehículo a toda velocidad, utilizas un hongo para adelantar a tu rival en la última vuelta, te saca un arsenal de ‘red shells’ que te arroja a unos metros de la meta y quedas en penúltimo lugar.

2.- Último lugar y tienes pura ‘basura’ para atacar

¿Cuántas veces no has estado en último lugar y solo te dan hongos y bananas para atacar? El primer lugar tiene guardada una bala o una estrella. Frustración al mil porque es imposible alcanzarlo.

3.- Te aplican un rayo en un vacío que te manda al último lugar

Guardas celosamente un ítem para el final, vas en la punta y crees que será suficiente para ganar y burlarte de todos. Alguien tiene un rayo y te lo aplica cuando brincas un precipicio, eres golpeado por cinco rivales y encima te mandan una tortuga roja. ¡Nada mejor que aventar el control hacia la tele para liberar esa tensión acumulada!

4.- A centímetros de la meta te cae la odiada tortuga azul

Es el ítem más odiado pero es el que todos quieren tener cada vuelta. Vas en la punta, estás a nada de levantar las manos y todo explota en la pantalla. Ves a seis jugadores cruzar antes la meta. Las lágrimas inundan tus ojos y comienzas a mentar madres.

¡Seguro te ha pasado!

5.- Pistas imposibles y que alguien use atajos

Estás con un tu mejor amigo al que siempre le das unas ‘clases de manejo’ con el control, rara vez gana, pero prometió que un día pagarías todas las burlas hacia él. De pronto elige Toad’s Turnpike en reversa o Rainbow Road en 200cc y no puedes avanzar ni diez metros porque eres aplastado por camiones o te vas al precipicio por el poco control que tienes sobre la pista de arco iris. Encima de todo, te gana el ‘cliente’ que siempre habías tenido y quieres lanzar tu pantalla 4K por la ventana.

Comentarios