Veracruz: con 13 ejecutados en el fin de semana, Yunes reconoce que violencia se ha incrementado

“¡Qué tiempos aquellos, en los que los jarochos nomás se preocupaban por el robo de frutsis y pingüinitos!”, dijo nunca nadie. La violencia en Veracruz está igual o peor que cuando Javier Duarte saqueaba el erario, digo, gobernaba.

Del viernes al mediodía de ayer, en la tierra de los Tiburones Rojos se registraron 13 ejecuciones… ahí nomás para que las autoridades vayan entendiendo que no se ha podido disminuir la violencia como presumía hasta hace poco el gobernador, Miguel Ángel Yunes.

De acuerdo con Proceso, entre las víctimas hay presuntos narcomenudistas (con sus respectivos familiares), un sicario (que hace unas semanas había sido liberado), así como taxistas, para que la policía tenga más trabajo y no nada más digan que “fue por broncas del crimen organizado y se están matando entre ellos” (aunque siempre acaban por hacerlo).

La mayoría de los crímenes fueron perpetrados entre el viernes y el mediodía del sábado, momento en el que ya se contabilizaban nueve ejecuciones. Aunque es “fácil” determinar el por qué se asesinó a los sicarios y narcomenudistas, las autoridades no han podido señalar cuál fue el móvil de la ejecución de cuatro taxistas.

Las ejecuciones fueron realizadas en diversos puntos de la entidad: Coatzacoalcos fue el lugar en el que tres personas fueron encontradas degolladas al interior de su vivienda, mientras que los homicidios de los ruleteros se dieron en Cuitláhuac –en la zona montañosa de Veracruz– y en Nanchital, al sur del Estado. La zona centro no se salvó, ya que ahí fue donde se registró un enfrentamiento entre grupos criminales que dejó como resultado dos muertos y una persona herida.

Con estos hechos que no hacen más que aumentar las cifras que desde hace meses se mantienen en Veracruz, el gobernador, Miguel Ángel Yunes, no tuvo de otra y aceptó que las ejecuciones han aumentado, por lo que se implementaran acciones con el objetivo de reforzar la seguridad en varias regiones de la entidad.

Claro, aunque reconoció el aumento de la violencia, Yunes aclaró que ésta nomás se da entre quienes andan en malos pasos, por lo que los ciudadanos no tienen nada de qué preocuparse… salvo toparse con algún enfrentamiento y quedar en el fuego cruzado o no poder caminar en las calles por las noches ante el temor de ser confundido y “levantado” (por criminales o por la propia autoridad). Cosas que casi no pasan:

Pero no es contra personas de bien contra quienes se están dirigiendo este tipo de ataques, es contra personas que están vinculadas directamente a actividades ilícitas. La actividad delictiva ha crecido en lo que se refiere a ejecuciones, reitero, ejecuciones que tienen que ver con actividad de la delincuencia organizada.

Lo anterior fue dicho en conferencia de prensa en la que anunció que 100 elementos de la policía se sumarán a las labores de vigilancia, esto sólo en Córdoba, ciudad donde quién sabe cómo está la situación que hasta creará su propia policía, la cual se encargará de atender el “fenómeno” de manera directa y se coordinará con las demás corporaciones del Estado.

Comentarios