¿Miedo? Presidente guatemalteco intentó expulsar a jefe de comisión anticorrupción de la ONU

Aunque seguramente le dio frío el que se le esté investigando por financiamiento ilegal en su partido FCN-Nación, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, asegura que el intento de expulsión del magistrado colombiano Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad para Guatemala (Cicig), se debe a que no permitirá que diplomáticos se metan en asuntos de Estado.

Como sea, la expulsión de Velásquez fue frenada por la Corte de Constitucionalidad, la cual es la máxima instancia judicial del país centroamericano… y de paso, generó una grave crisis política, ya que la evidente negativa del presidente a ser investigado por las posibles transas que realizó cuando era secretario general de la FCN-Nación llevó a la renuncia de las ministras de Salud y Trabajo, además de la remoción del canciller Carlos Morales.

En video publicado en Facebook, don Jimmy justificó la expulsión del jefe de la Cicig (que junto a la fiscalía desde 2015 encabeza una lucha contra la corrupción), citando artículos constitucionales y de la Convención de Viena. Además, en el mismo mensaje anunció la destitución del canciller Morales, nomás porque se negó a echar del país al diplomático colombiano. Sin embargo, con un amparo y suspendió la decisión ejecutiva.

Al saberse la decisión de la Corte, las ministras de Salud y Trabajo (y sus respectivos viceministros) renunciaron a sus cargos, al no querer formar equipo con un presidente que “asume una postura en favor de la impunidad y de los sectores corruptos (…) [con la expulsión de Carlos Morales] consideramos que el plan de trabajo que veníamos desarrollando deja de ser ética y políticamente viable en un gobierno como el suyo, por lo que presentamos nuestra renuncia irrevocable”, señala el comunicado conjunto que las ahora exministras difundieron.

La Cicig, liderada por Carlos Morales es un organismo adscrito a la ONU que ha desmantelado tramas corruptas en Guatemala, la más sonada es la que llevó a la cárcel al expresidente Otto Pérez Molina y a la expresidenta, Roxana Baldetti. Las acciones de la Cicig contra el presidente Jimmy Morales harían que éste pierda la inmunidad que su cargo le otorga y se le investigaría a placer por haber recibido dinero y no declararlo al Tribunal Supremo Electoral. Urge una visita a México, ¿no?

Comentarios