Que siempre sí: ante las presiones, Morena muestra resultados de su encuesta

La encuesta interna de Morena para elegir a su coordinador de organización en la Ciudad de México, eufemismo para referirse al candidato a la Jefatura de Gobierno de la capital, ha sido uno de los temas más cuestionados de la última semana. La poca apertura y transparencia que caracterizó el proceso fue ampliamente criticado por un gran sector de los medios de comunicación, partidos opositores y hasta morenistas. Ayer, lunes 28 de agosto, Ricardo Monreal, delegado de Cuauhtémoc y uno de los precandidatos inscritos en la consulta, publicó un video en el que le pedía a las autoridades del partido transparentar el resultado del ejercicio. “No es una osadía pedir transparencia, no es una osadía ayudar a disminuir la opacidad y la parcialidad, no es una osadía un poco de autocrítica sobre las acciones y decisiones tomadas, no es una osadía enmendar las acciones incorrectas por la Comisión Política y el Comité de Encuestas tomado”, indicó el político zacatecano en su mensaje.

El mismo lunes por la noche Morena cedió a las presiones y comunicó públicamente los resultados de la encuesta y la metodología utilizada para su realización; estos fueron compartidos a pesar de que Yeidckol Polvensky, secretaria general del partido, había asegurado el viernes pasado que no serían publicados debido a que se trataba de un proceso interno y los participantes de la contienda habían acordado no divulgar información referente al proceso. Estas fueron las especificaciones de la encuesta de Morena para definir al candidato:

1.- La consulta se realizó en dos días: 19 y 20 de agosto.

2.-Se entrevistaron a mil 311 personas mayores de edad. El tipo de muestreo fue aleatorio y proporcional a la lista nominal en 110 secciones electorales con entrevistas domiciliarias.

3.- La encuesta arrojó que Martí Batres, dirigente local de Morena, es el candidato más conocido de los cuatro precandidatos (41.9%). A este le siguieron Ricardo Monreal (37.2%), Claudia Sheinbaum (24.7%) y Mario Delgado (20.9%).

4.- Monreal y Batres fueron calificados como los precandidatos con peor imagen, mientras que Sheinbaum fue la aspirante que marcó mejor percepción de los entrevistados.

5.- La académica fue considerada por los encuestados como la mejor candidata del partido (49.1%). Batres quedó en segundo lugar en este rubro (27.7%).

6.- A la hora de la hora, cuando se les preguntó a los encuestados por cuál de las opciones votarían, la mayoría (22.9%) respondieron que por ninguno. Claudia Sheinbaum fue la opción más aprobada (15.9%), Batres se colocó en segundo lugar (10.1%), Monreal quedó en tercera posición (9.7%) y Delgado quedó relegado al último sitio (4.2%). Hay que señalar que 37.3% de los entrevistados respondió que no sabía por quién votará o que no conocía a ninguna de las opciones.

7.- También se informó sobre el contenido del cuestionario: percepción general acerca de la problemática en la Ciudad de México; comparación y calificación de gobernantes; conocimiento, opinión y percepción de las cuatro personas estudiadas; percepción general partidaria y sociodemográficos.

¿Verdad que no era tan difícil? Ahora esperemos que, así como se le exigió a los morenistas, los demás partidos políticos sean transparentes en el método de elección de sus candidatos para el año electoral que se avecina.