Los New England Patriots son favoritos para ganarlo todo aún sin Edelman

Por: @LUISRICARDOHR

Estamos a menos de dos semanas de que arranque la temporada regular de la NFL y no podríamos estar más emocionados. La campaña pasada tuvimos un Super Bowl de alarido en el que los Atlanta Falcons se convirtieron en el Cruz Azul y desperdiciaron una enorme ventaja en los últimos minutos frente a los New England Patriots.

La temporada pasada ni los Halcones ni sus 28 puntos de ventaja pudieron derrotar a Nueva Inglaterra y esta campaña pinta para que de nueva cuenta nadie logre detener a los de Bill Belichick. Por más mal que te caigan los Pats y por más que se parezcan al América (ya acéptenlo), lo cierto es que los de Tom Brady tienen todo para ser bicampeones de la NFL.

Es verdad que el equipo perdió una pieza sumamente importante con la lesión de Julian Edelman; pero el haber contratado a Brandin Cooks los sigue dejando con un receptor de élite entre sus filas. Ya no será un duo letal de WRs pero de igual forma, mientras Tom Brady esté en los controles, cualquier receptor es un peligro y si Rob Gronkowski está sano, ni hablar de lo poderosa que es la ofensiva de los Patriots.

Julian Edelman haciendo la atrapada milagrosa en el Super Bowl LI /Getty Images

Quizá sufran un poco por tierra ahora que no está LeGarrette Blount, pero en el Super Bowl LI fueron otros los corredores que jugaron y no lo hicieron nada mal, sobre todo James White. A la defensiva el retiro de Rob Ninkovich podría pesarles, pero Matt Patricia siempre hace funcionar la defensa de NE y en la secundaria Malcolm Butler cada día luce más sólido.

Los Patriots quizá y sólo quizá tendrán una dura competencia para llegar al Super Bowl si los Steelers, Chiefs o Raiders logran evitar las lesiones y además encuentran una estrategia para no ser víctimas de los Pats (coff, coff Mike Tomlin), pero en su división (Este de la Americana) Nueva Inglaterra no tiene quién le compita.

Los Miami Dolphins, que el año pasado llegaron a Playoffs, no serán el mismo equipo sin Ryan Tannehill. Los de florida en teoría tendrán a Jay Cutler como mariscal titular (lloren fans de los Dolphins), pero aún si Matt Moore es quien se queda en los controles las cosas no pintan bien para los de Florida. El buen andar de Miami la temporada pasada surgió a raíz de dos cosas:

La explosión del corredor Jay Ajayi y el hecho de que el staff de coacheo de los Dolphins elaboró un plan de juego especial, tomando en cuenta las virtudes y defectos de Tannehill.

Getty Images

Los  Jets son un desastre desde, desde… bueno desde Mark Sánchez.  Los neoyorquinos han fracaso año tras año en esta década. No se metieron a Playoffs hace un par de temporadas porque la regaron estúpidamente en el último partido y no tienen un mariscal titular confiable.

Josh McCown será su pasador estelar esta temporada o parte de ella pues casi podríamos asegurar que el primer error del pasador la prensa estará pidiendo su cabeza y que le darán una oportunidad a Hackenberg o a Petty. Los del Metlife Stadium no sólo no le pueden competir a los Pats, además pintan para terminar como el peor de su sector.

Los Buffalo Bills lucen como el equipo más complicado que enfrentará New England en su división, pero tampoco espantan a nadie. El conjunto del norte de Estados Unidos tiene un poderoso ataque terrestre encabezado por LeSean McCoy y en teoría el aporte corriendo de Tyrod Taylor, pero no sabemos cómo regresará el mariscal de sus múltiples lesiones en la rodilla y si estas mismas lo obligarán a convertirse totalmente en un pocket passer. 

Carlsen/Getty Images

Por si fuera poco, el proyecto de Rex Ryan no convenció en Buffalo por lo que ahora el equipo deberá de arreglárselas con un nuevo entrenador en jefe (Sean McDermott). Además, el frágil Sammy Watkins ya no estará en el equipo para dar sus cuatro o cinco partidos buenos por año. Los problemas de los Bills no parecen ser tan graves como los de Dolphins y Jets, pero aún así no están para pelearle a los Pats, si bien les va alcanzarán un comodín.

El equipo comandado por Tom Brady no tendrá problemas para quedarse con su división y menos ahora que el mariscal no ha sido suspendido por “desinflar balones”… mejor dicho “aún no ha sido suspendido” (cof,coff Goodell). Por ello es que, al margen de que ocurra algo extraordinario, los New England Patriots son favoritos para ganar su división, su conferencia y en una de esas hasta el Super Bowl, aún sin tener a Julian Edelman.

Pleca Instagram Deportes