Vuelven las “lluvias atípicas” y (otra vez) se inunda Valle Dorado en Tlalnepantla

Como cada año, las lluvias tomaron por sorpresa a las autoridades de…. Bueno, ya podría ser de cualquier lugar del país, pero en esta ocasión en especial es en Tlalnepantla, Estado de México, en donde los fraccionamientos Valle Dorado y Arboledas vuelven presentar inundaciones debido a la saturación de Emisor Poniente.

Ni Eruviel Ávila (que todavía no se descarta para la candidatura presidencial) pudo prever que las lluvias continuarían por este lado del mundo. Pero una vez enterado (o quien sea de las autoridades del Edomex que lo haya hecho) mandó de volada al Grupo Tláloc, para intentar abatir los altos niveles de agua que se reportan en la zona.

No está con canijo como en Houston, definitivamente, pero en redes sociales la gente afectada no dejó de mandar las imágenes de los daños provocados por las inundaciones.

Y mientras esto pasaba en Valle Dorado, en Cuauhtitlán Izcalli la cosa no estaba mejor, ya que la presa El Ángulo llegó a su máxima capacidad, por lo que las autoridades municipales tuvieron que echar mano para desafogar, lo que inevitablemente causó inundaciones en varias comunidades que se ubican en las cercanías del cauce, entre ellas Ejidal San Isidro y la unidas Niños Héroes, donde se reporta la afectación de por lo menos 100 viviendas, por lo que fue necesaria la presencia del Ejército y la habilitación de albergues.

Al respecto, el vocal ejecutivo de la Comisión del Agua del Estado de México (Caem), José Manuel Camacho, informó que… bueno, pues ya se inundaron y ni modo. Pero lo fascinante es que les puede decir por qué (en el caso de Valle Dorado): tal como lo suponen los afectados, pues el Emisor Poniente llegó a su máxima capacidad y el líquido terminó por derramarse… lo mismo que los ríos San Javier y Tlalnepantla. Y con tanto derrame, pues era de esperarse una inundación como la registrada en los fraccionamientos ubicados en los límites de Atizapán y Tlalnepantla.

Debido a la situación en que se encuentra Tlalnepantla, el gobierno informó que se instaló un centro de mando, en el que meten mano autoridades municipales y estatales. Hasta le momento no se tiene reporte de víctimas mortales, salvo el rescate de 40 menores y 15 adultos por parte de bomberos de la localidad.