Ya no le hablen a Bruce Willis… asteroide Florence pasará cerca, pero no chocará con la Tierra

Mientras todo mundo está pendiente del relajo que se traen Trump y Kim Jong-un, del cielo podría llegar el contundente fin del mundo… pero no. Aunque pasará muy cerca de la Tierra el asteroide Florence (cuyo diámetro se calcula entre cuatro y nueve kilómetros), especialistas señalan que no hay peligro de que éste colisione.

Cuando hace unos días la agencia espacial de Estados Unidos (NASA)  señaló el asteroide que pasará el 1 de septiembre “cerca” de la Tierra puede calificarse como “potencialmente peligroso“, no faltaron quienes profetizaron el fin de los tiempos… y quizás con buenas razones: pues cumple con dos características: “sus dimensiones son mayores a 140 metros y su distancia mínima de acercamiento es menor a 19.5 veces la distancia entre la Tierra y la Luna”, señaló la NASA.

Pero, ¿para qué sirven los especialistas si no es para prevenir que hordas se lancen a las calles a disfrutar violentamente de lo poco que les queda de vida? Así, la investigadora del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM, Guadalupe Cordero, aclaró que si bien la NASA dice que llamado Asteroide Florence sí está choncho, no hay nada de qué preocuparse.

“No colisionará con la Tierra, pues pasará a siete millones de kilómetros de distancia, esto es, 18.38 veces la distancia que existe entre la Tierra y la Luna. Muchos asteroides han pasado más cerca, pero han sido más pequeños”.

¿Y entonces por qué varios medios dicen que pasará “cerca”? Ahh bueno, es que “astronómicamente” hablando sí pasará a una distancia cercana de la Tierra, incluso – señaló – rozará la órbita terrestre… pero estará fuera de ella. En todo caso, podría haber gran alboroto, pero entre los científicos, quienes sienten grandes orgasmos ante la posibilidad de ver a “Florence” con telescopios y radares.

“Para la ciencia es importante conocer sus propiedades espectrales (espectro de luz y colores); podremos establecer cuánto mide y cómo es su estructura (…) “Se indagará su tamaño real; detalles de la superficie, tan pequeños como de 10 metros; su topografía, rotación, textura y una determinación más exacta de su trayectoria orbital”, agregó la también perteneciente al IGf, Karina Elizabeth Cervantes, a la vez que recordó que un meteorito con dimensiones un poco mayores que las de “Florence” generó el cráter de Chicxulub (que tenía 10 kilómetros de diámetro)… sí, el que al colisionar con la Tierra causó la extinción de miles de los dinosaurios.