La Máquina la ‘cruzazuleó’… Pero esta vez para bien

Han sido tantas y tantas las ocasiones en que a Cruz Azul le han arrebatado victorias en los últimos minutos, qué decimos victorias, títulos, que ya le tocaba experimentar lo que se siente cuando ellos logran ganar un partido en el último segundo.

La noche del miércoles los celestes enfrentaron en casa a los Tigres en juego correspondiente a la Copa MX, y estuvieron abajo en el marcador desde la primera mitad con un gol de André-Pierre Gignac.

La noche era lluviosa y se convirtió en tormenta cuando el Chaco Giménez tuvo en sus botines el empate por conducto de un penalti, pero el veterano falló, con lo que sencillamente todo se encaminaba para una derrota cementera y una nueva desilusión.

Pero algo pasó y se vivieron 12 minutos mágicos en el Estadio Azul que se celebraron, en verdad no es exageración, como si los locales hubieran logrado un triunfo memorable.

Al minuto 80 el uruguayo Martín Cauteruccio logró el tanto del empate y ya se vivía una fiesta entre los fieles aficionados celestes que se dieron cita en el estadio, pero faltaba lo mejor…

Tiempo de compensación, minuto 92, tiro de esquina y llegó con todo Felipe Mora para conectar un cabezazo que se metió pegado al poste derecho del guardameta felino.

Victoria de La Máquina que remontó en 12 minutos, clasificó a Octavos de Final y de paso eliminó a los ‘Tigueeres’. Esta vez la ‘cruzazuleó’, pero para bien.

Pleca Instagram Deportes

Estamos hablando de:

Copa MX Cruz Azul Tigres