Túnel de Mixcoac recién inaugurado sufre inundación y cierra

Sólo tres días les duró el gusto a las autoridades… y ni eso, porque desde el primer día provocó caos vial. Como sea, en nada pudieron presumir su recién inaugurado deprimido de Mixcoac-Insurgentes, ya que a sólo tres días de haber sido abierto al público automovilista, quedó inundado por las fuertes lluvias que se registraron ayer por la tarde-noche.

Resistió las del miércoles, pero ayer dio de sí la obra que tardó dos años en ser construida. Obviamente, no fue bronca del diseño en su drenaje y esta vez tampoco se culpó a las “lluvias atípicas”. No, de acuerdo con el secretario de Obras y Servicio, Édgar Tungüi, el “encharcamiento” que presentó el túnel se debió a que en sólo tres días la pin&/(e gente cochina atascó las coladeras de basura y ésta ocasionó el taponamiento que no dejó correr las aguas.

“Seguramente al momento de estar haciendo las labores de limpieza del desnivel para la apertura no se fijaron y dejaron basura”, justificó el funcionario que, como se puede ver, no está seguro, pero no encontró mejor argumentó para señalar el origen de la inundación de medio metro de profundidad que se presentó en el desnivel en su sentido poniente-oriente.

Debido al encharcamiento que se prolongó a lo largo de poco más de 40 metros, cientos de automovilistas quedaron parados y las autoridades tuvieron que cerrar el acceso al doble túnel para labores de limpieza. Luego de esto fue reabierto a la circulación.

El secretario Tungüi aseguró que el cárcamo de bombeo, construido específicamente para que la vialidad no presentara inundaciones, funciona de manera regular, por lo que se revisará este pequeño incidente con la empresa constructora y, en su caso, se aplicarán las sanciones correspondientes.

Sobra decir que las lluvias de ayer volvieron a paralizar a la Ciudad de México, dejando inundaciones en diversas partes de la metrópoli y afectando el servicio de transporte, especialmente la Línea 1 del Metrobús, el cual tuvo que aplicar marcha lenta en su trayecto en la zona sur; y el Tren Ligero, cuyas estaciones fueron cerradas por los altos niveles de agua que presentó en sus instalaciones.

Comentarios