El PRD irá en alianza en 2018, aprueba conformar el Frente Amplio Democrático

Luego de ver que se les están yendo sus personajes fuertes, en el PRD se dieron cuenta de que nomás no la van a armar en las próximas elecciones, así que, para no perder las esperanzas de alcanzar hueso, digo, para formar una alianza que asegure una gobernabilidad para el 2018, el Sol Azteca aprobó ser parte –junto con otros partidos (cof, PAN, cof)– del tan mencionado Frente Amplio Democrático.

La resolución se dio este fin de semana, durante la realización del IX Consejo Nacional, el cual se vio un poquito ensombrecido por el abandono de las filas del partido de Dolores Padierna Y René Bejarano, quienes –para acabarla de amolar– salieron para irse directo a Morena. “Los que se quieran ir, que se vayan. Los que creemos en este partido vamos a seguir impulsando propuestas, pero tenemos que hacerlo sin lastres. Por eso digo que lo hagan de prisa, para trabajar rápido”, pidió la nada ardida dirigente nacional perredista, Alejandra Barrales.

Aunque todo está más planchado que el tacuche de un Godínez recién salido de la tintorería, los perredistas siguen haciéndose de la boca chiquita y no confirman que en realidad el Frente Amplio se trata de una coalición con el PAN, de ésas que Manlio Fabio Beltrones llama de “antinatura”. Barrales aseguró que lo decidido con 207 votos a favor y 33 en contra va con miras no a una alianza electoral, sino a “la conformación de un Frente Amplio con la ciudadanía” (¿¿tons con quién fregados era antes??)

Con la venia de perredistas de “peso” como Silvano Aureoles, Graco Ramírez, Arturo Núñez y Miguel Ángel Mancera (quien, aunque no es militante, ya anda de huelemoles porque –ya saben– hay que hacer méritos para el 2018), la decisión también fue aplaudida por el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya.

Y mientras esto ocurría, fundadores del Sol Azteca –como Ifigenia Martínez y Pablo Gómez– acudieron al llamado de Andrés Manuel López Obrador para firmar el Acuerdo Político de Unidad Nacional por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México. No por nada, en el PRD también se acordó que los militantes que han impulsado a otros partidos (o a AMLO) puedan ser sancionados.

Además de la conformación del Frente Amplio, poco se habló de la elección de candidato para 2018, pero con la presencia de Núñez, Aureoles, Graco y Mancera, ya se dejó ver quienes harán la patética pelea por el título. Al respecto de que ya anda de metiche, Mancera señaló “efectivamente yo no soy militante del PRD, pero defiendo al PRD en todos los espacios. La votación fue para el PRD y las posiciones también. Es una lucha de una sola fuerza y siempre defenderemos los ideales del PRD, en cualquier espacio”.

¿Y esos ideales son…?

Ehrrr…