Encuentran sin vida a “dreamer” mexicano que salió a rescatar a víctimas de “Harvey”

Alonso Guillén, un joven originario de Piedras Negras, estaba en calidad de desaparecido desde el pasado miércoles, cuando salió con su lancha a intentar rescatar a personas afectadas por el huracán “Harvey”, en Houston Texas. Desgraciadamente, el cuerpo del dreamer fue encontrado sin vida; aparentemente, su embarcación volcó y murió ahogado.

De acuerdo con uno de los familiares de Guillén, el joven llegó a Lifkin, Texas, a muy temprana edad, por lo que era beneficiario del programa de Acción Diferida para los Llegados en Infancia (DACA), el cual otorga protección temporal contra posibles deportaciones a quienes entran a Estados Unidos de manera ilegal antes de los 16 años.

Tras el paso devastador de “Harvey”, Guillén –DJ de profesión– se organizó con varios compañeros para salir a prestar auxilio a las víctimas de las inundaciones que dejó el meteoro. Sin embargo, al parecer las condiciones climatológicas aún eran de riesgo y su lancha fue golpeada por una corriente, lo cual ocasionó que la embarcación volcara y sus tres tripulantes fueran arrastrados por las aguas. El único sobreviviente del incidente cuenta que logró salvar la vida gracias a que se abrazó a un árbol hasta que llegaron socorristas. “Estaba aterrado, estaba bajo el agua y me intentaba aferrar a cualquier cosa para poder salir y respirar”, narró Luis Ortega, de 22 años.

Guillén y Tomás Carreón –como fue identificada la otra víctima– fueron hallados sin vida el viernes, flotando en un arroyo.

El padre del joven dreamer –Jesús Guillén– cuenta que insistió a su hijo no salir, ya que todavía era peligroso. Sin embargo, nada lo hizo desistir de su deseo de ayudar a la gente. De acuerdo con Univisión, el cuerpo del hombre de 31 años fue encontrado en Springs, Texas. Agradezco “el tiempo que he pasado con él”, dijo con lágrimas el padre del fallecido.

El padre de Alonso es residente legal en Estados Unidos; sin embargo su madre apenas estaba en proceso de formalizar su estatus legal. Contactada en Piedras Negras, Rita Ruiz –nombre de la mamá de Guillén– señaló que tenía la esperanza que el gobierno estadounidense le concediera la visa humanitaria, para poder asistir al funeral de su hijo, en Houston. Lamentablemente, le fue negado el acceso en la frontera. “El hombre hace las fronteras en esta tierra”, señaló la señora.