Aquí nos tocó vivir

¿Evadiendo la tenencia? El Procurador Cervantes emplacó su Ferrari en domicilio fantasma de Morelos

La semana pasada, la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad denunció y documentó el esquema con el que dueños de automóviles de lujo están logrando dejar de pagar tenencia. La triquiñuela básicamente consiste en tramitar placas de Morelos para conductores capitalinos. ¿Y esto por qué? Desde 2012, el cobro de la tenencia pasó de manos de la Federación a los estados; en la entidad gobernada actualmente por Graco Ramírez no se cobra este impuesto. El trámite para llevar a cabo esta trampa, reportó MCCI, es incluso más sencillo de lo que parece: no se necesita una propiedad en Morelos ni familia, es más, ni siquiera amigos que vivan por aquellos lares. Sólo se necesita una identificación oficial, la factura de compra y un pago de gestoría que va de los 5 mil 300 a 7 mil pesos. Y ya, así de facilito.

La red de gestores de este modus operandi, en colusión con las agencias de autos, consiguen comprobantes de domicilios en barrios populares y ahí registran los vehículos de lujo. Gracias a este tipo de evasiones fiscales, se calcula que la Secretaría de Finanzas y el Gobierno de la Ciudad de México dejan de percibir entre mil y 2 mil millones de pesos al año. De acuerdo con la investigación periodística de Mexicanos Contra la Corrupción, hay varios legisladores locales y federales que evaden la tenencia a través del emplacamiento morelense. Por ejemplo, el vehículo de Lía Limón, senadora del Partido Verde Ecologista de México, cuenta con placas de Morelos, cuando ella, supuestamente, representa a la CDMX. El petista Marco Antonio Blázquez, senador de la República por el estado de Baja California, también aplica la ñera.

Según MCCI, aunque Morelos solamente tiene tres representantes en la Cámara de Senadores, en un recorrido por su estacionamiento, realizado el pasado 14 de junio, se observaron al menos 24 unidades con placas de este estado.

Poniendo el mal ejemplo #FiscalCarnal         

Raúl Cervantes Andrade, titular de la PGR
Foto: Notimex/ Carlos Pacheco

De acuerdo con una investigación publicada por Mexicanos Contra la Corrupción, este lunes 4 de septiembre, el procurador general de la República, Raúl Cervantes Andrade —a quien el PRI, el PVEM y alguno que otro despistado promueven para convertirse en el primer fiscal general de la nación hasta 2026— tiene registrado en Morelos un auto de lujo en un domicilio fantasma. Así como lo leen: la persona que podría convertirse en el fiscal general, encargado de la procuración de justicia en el país, se estaría saltando las trancas. El reportaje indica que Cervantes Andrade registró su Ferrari 458 Coupé modelo 2011, de 8 cilindros y con un valor de 3 millones 890 mil 932 pesos en una vivienda deshabitada ubicada en la privada de Paseo de la Lealtad, en Xochitepec, a 20 kilómetros de Cuernavaca.

Ferrari como el de Raúl Cervantes Andrade
Ferrari 458 Coupé, automóvil que tiene registrado el procurador Raúl Cervantes Andrade. Foto: 3D Tunning

Datos de la Secretaría de Movilidad y Transporte de Morelos revelaron que en cuatro residencias de esta humilde privada fueron registrados 16 automóviles de lujo, entre ellos 11 Ferraris, cuyo valor ascendería a 56 millones 800 mil pesos.

Raúl Cervantes Andrade, procurador general de la República
En el domicilio de la derecha está registrado un Ferrari a nombre de Raúl Cervantes Andrade. Foto: Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

La organización presidida por Claudio X. González, empresario hostigado por el Gobierno Federal después de impulsar investigaciones contra la corrupción, consultó a la PGR sobre el Ferrari registrado a nombre de Raúl Cervantes. La respuesta de la dependencia fue esta: “lo que podemos decir es que el doctor Cervantes tiene también domicilio en Morelos, y en ese estado ha emplacado vehículos que utiliza, lo ha hecho durante varios años“. Cuando a personal de la vocería de la procuraduría se les preguntó si el #FiscalCarnal reconocía como uno de sus domicilios el ubicado en Paseo de la Lealtad, los funcionarios respondieron que no tenían ese dato. Después agregaron: “El Dr. Cervantes tiene domicilio en Morelos y la libertad como cualquier persona de emplacar sus vehículo ese estado. Todo está en su declaración patrimonial. Y los datos de donde vive o no una persona no son datos que deben proporcionarse. No podría confirmarte lo del domicilio que mencionas”.

En el domicilio donde está registrado el automóvil de lujo de Cervantes hay registro de otros tres autos a nombre de otras personas: un Audi RS5, un Alfa Romeo 8C Competizione y un auto marca Ford.

Para como están las cosas, no falta que algún portavoz salga a decir que la crisis está en nuestras cabezas, que el procurador tuvo un error metodológico a la hora de registrar su Ferrari, que esta es la verdad histórica de la adquisición y emplacamiento del vehículo, que ningún chile nos embona o que el automóvil de lujo del exlegislador priista es fruto de su trabajo y no tiene por qué rendir cuentas del mismo.

Comentarios