Dentro de cajas o amarrados: se triplica abandono de perritos en el Metro

A mediados de julio, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro abrió las puertas de su refugio para atender, cuidar y dar en adopción a todos los perros que son abandonados dentro de sus instalaciones. Jorge Gaviño, director de la institución, declaró entonces que el Centro de Transferencia Canina (CTC), ubicado en los talleres del Metro Rosario, contaba con servicio veterinario, de alimentación y estancia. De acuerdo con las autoridades capitalinas, durante toda la administración de Miguel Ángel Mancera Espinosa, se habían rescatado entre 240 y 250 perritos dejados a su suerte amarrados en los trenes, dejados en cajas de cartón debajo de los asientos o incluso en los torniquetes.

Ha pasado poquito más de un mes desde la apertura del asilo para peludos y en estas semanas se ha logrado identificar una nueva tendencia: los casos de abandono se han triplicado desde que se estrenó el CTC.  Antes de que abriera el refugio, indicaron los encargados del Metro, se rescataban entre tres y cuatro perritos a la semana; ahora, la cifra se elevó a doce en el mismo lapso. Desde el pasado 18 de julio, fecha en que se inauguró, los encargados del centro han recibido entre 40 y 45 felpudos, de los cuales aproximadamente 20 ya fueron adoptados. Actualmente resguardan a 18 perros y a seis cachorros que parió una hembra bautizada como Torni.

Después de abrir el centro venía gente con estos animalitos para que los albergáramos porque no entendían que este sitio se creó para atender a los que son rescatados en zonas de riesgo en el Metro“, comentó Miguel Ángel Valdés Mejía, responsable del CTC.

Perritos en refugio del Metro
Foto: Notimex/ Bernardo Moncada

Según la agencia Notimex, la infraestructura del refugio canino tiene capacidad para resguardar hasta 120 perritos y mantenerlos en buenas condiciones; de todas formas, trabaja con asociaciones, además de la UNAM y la Secretaría de Seguridad Púbica, para evitar que el lugar se sature. El proceso de adopción contempla una visita para verificar que el hogar del aspirante tenga las condiciones adecuadas para alojar al can. Alfredo Abarca Pérez, coordinador de Protección Civil del Sistema de Transporte Colectivo, indicó que sólo los perros hallados en las vías del Metro se llevan al centro; después de ser rescatados, son revisados por un veterinario y, en caso de tener lesiones, estas son atendidas para lograr su total recuperación. Después, los perritos son canalizados con Katia Hernández, una guía canina, quien ayuda a bajar los niveles de estrés del animal y los ayuda a reinsertarse en su entorno.

Perritos abandonados en el Metro
Notimex/ Bernardo Moncada

Los perritos que residen en el STC pasean tres veces al día con correas largas y pecheras que les ayudan a tener la sensación de libertad y confianza para regresar con sus cuidadores. Los encargados del refugio creen que necesitan más voluntarios que personal porque a los primeros “les gustan y quieren a los animales, por lo tanto no los maltratarán”.