La NFC Oeste es de los Seattle Seahawks y nadie más

El Oeste de la Conferencia Nacional pasó de ser una de las mejores divisiones en toda la NFL a una de las más flojitas. Para este año las cosas no pintan muy diferentes y si todo sale como lo esperan los expertos, los Seattle Seahawks no tendrán problema en dominarla.

Pete Carroll y compañía hicieron un gran trabajo este descanso de campaña para mantener su columna vertebral. Evitaron un retiro prematuro de Earl Thomas, le dieron una extensión de contrato a Kam ChancellorBobby Wagner sigue como el linebacker líder de la defensa y Russell Wilson al mando de la ofensiva como mariscal de campo.

Sin embargo, no se quedaron solo en eso. Los Seahawks se armaron para buscar otro Super Bowl. Mandaron al receptor Jermaine Kearse a los Jets por el dominante liniero defensivo, Sheldon Richardson ¡un movimiento brillante! Firmaron a Eddie Lacy y a punta de billetazos lo han mantenido delgado.

Hay pocas dudas en esta franquicia. El título de la NFC Oeste se ve cercano y todo depende de algunos factores. Jimmy Graham tiene que ser ese ala cerrada que se convirtió en estrella con los Saints, la línea ofensiva tiene que aguantar y evitar que le peguen tanto Wilson y finalmente, Thomas Rawls junto a Lacy tienen que ser una dupla dinámica.

Si se da esto no tendrán problemas y los veremos en playoffs.

Foto: Getty Images

El equipo que querrá y podrá complicarles las cosas son los Arizona Cardinals. El año pasado esta franquicia parecía lista para dar el paso al frente y jugar el último domingo del año, pero terminó decepcionando. Mal manejo del balón, lesiones y falta de concentración los dejó muy mal parados.

Las cosas para este año pueden cambiar, si Bruce Arenas así lo quiere. No hay duda que es un excelente entrenador en jefe y tiene el talento disponible, solo es cuestión si lo lograrán. Además, Carson Palmer está en las últimas, Larry Fitzgerald igual así que si quieren un anillo de campeón parece ser ahora o nunca.

Su as bajo la manga, si así se puede llamar son dos jugadores. Si David Johson y Tyrann Matheiu están en gran forma sus aspiraciones serán altas. El corredor es una máquina de yardas por tierra y por aire y cuando está sano, el safety es un All Pro.

Foto: Getty Images

Finalmente están dos equipos que por como se ven las cosas se pelearán el último lugar de la división. Los San Francisco 49ers y Los Angeles Rams verán muy de lejos a los Seahawks.

San Francisco está en plena reconstrucción y hay poco talento del cual agarrarse. Carlos Hyde es de lo más rescatable y la ofensiva tiene que pasar por sus acarreos para aspirar a no perder tanto.

Mientras, los Rams son un proyecto que no pinta mal. Jared Goff en su segundo año, Todd Gurley en su tercero y una defensa que cuando quiere, es dominante. Robert Quinn es un gran ala defensiva pero su mejor jugador, Aaron Donald no está con el equipo por una disputa contractual. Es probable que no juegue todo el año y ese es un golpe durísimo.

Pleca Instagram Deportes

Comentarios