#LaEstafaMaestra sigue: ¿dónde quedó el dinero que iba de SEDESOL a la Cruzada Nacional contra el Hambre?

Desde el viernes pasado, el portal Animal Político y la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) avisaron de la publicación de una investigación periodística que mostraría que la red de corrupción de Javier Duarte de Ochoa era apenas un juego de niños en comparación de la que se gesta desde la cúpula del Gobierno Federal.

Y el pasado lunes 4 de septiembre, comenzaron a revelar el reportaje serial #LaEstafaMaestra, en el que se mostró el mecanismo de empresas fantasmas que once dependencias del gobierno utilizan para desviar miles de millones de pesos, en el que se ven involucradas diversas universidades públicas estatales.

Te recomendamos:

#LaEstafaMaestra Gobierno Federal desvía recursos millonarios a través de empresas fantasma

Según el trabajo de ambas plataformas, con sólo revisar las Cuentas Públicas correspondientes a 2013 y 2014 se detectaron contratos ilegales por 7 mil 670 millones de pesos; de este dinero, no se sabe dónde quedaron 3 mil 433 millones.

¿Cuál fue la reacción frente al reportaje?

Poco después de que la investigación fuera publicada, no hubo un posicionamiento del Gobierno Federal mayor a un comunicado de la Secretaría de la Función Pública en el que se explicaba que ya sabían de todas las irregularidades señaladas en el reportaje.

La investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y Animal Político tuvo un impacto inmediato en las redes sociales.

Te recomendamos:

El silencio en los medios y la respuesta de la SFP sobre “La Estafa Maestra”

Sin embargo, esa respuesta no se vio replicada ni en las portadas ni portales de medios tradicionales. La omisión se ha atribuido a la hora de los cierres de las redacciones de los medios impresos; sin embargo, en estos tiempos de corrupción y excesivo gasto en publicidad oficial, no queda más que sospechar de más.

#LaEstafaMaestra sigue: ¿dónde quedó el dinero que iba de SEDESOL a la Cruzada Nacional contra el Hambre?

Además de anunciar la publicación de #LaEstafaMaestra desde el viernes pasado, Animal Político y MCCI hicieron saber que serían varias partes las que articularían la investigación. Como si fuera noveleta de misterio, el reportaje se publica lentamente para desvelar toda la trama de corrupción y desvío de recursos. De tal modo, la segunda parte salió este martes 5 de septiembre, poco antes de las 20:00, titulada Sedesol: “¿Dónde quedó el dinero para los más pobres?”. La investigación completa se puede leer acá.

En 2013, se lee en el reportaje de Animal Político y MCCI, la Secretaría de Desarrollo Social (encabezada por Rosario Robles) contaba como un presupuesto de 555 millones de pesos para repartir 500 mil paquetes de ayuda social (alimentos, gorras, etc.) para difundir la Cruzada Nacional contra el Hambre. Los paquetes tenían que hacérseles llegar a familias con pobreza alimentaria en zonas marginadas del sur del país. Sin embargo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) confirmó que solo se entregó el 7% de las despensas que supuestamente se habían comprado, se revela en la segunda parte de #LaEstafaMaestra, que comienza a dar golpes muchísimo más específicos que lo que se leyó en la primera entrega. 

¿Cómo se desvió ese dinero?

Como se advirtió en la primera parte de la investigación, el método de desaparición de dinero, en el caso específico de la SEDESOL y la Cruzada Nacional contra el Hambre, se hizo a través de universidades autónomas de dos estados: Morelos y el Estado de México.

“En la Cuenta Pública de 2013 y 2014 se reportaron diez convenios con esas dos universidades por un monto de 2 mil 224 millones, que debían destinarse a ampliar la cobertura de programas sociales, mejores servicios en las zonas más rezagadas del país o combatir la pobreza”, se explica en la investigación. La cosa es que las universidad no dieron ningún servicio, y sólo redirigieron la lana, quedándose con una comisión chiquititititita de 215 millones 446 mil pesos.

¿Y el resto de la lana?

Poco más de dos mil millones de pesos se “entregaron a 20 empresas, 19 de ellas con un ramillete de irregularidades por las que deberían estar inhabilitadas para recibir contratos públicos, según lo que marca la ley”. Pero de entre esas empresas, Animal Político y MCCI señalan a un principal sospechoso: ESGER Servicios y Construcciones S.A. de C.V.

Como se viene reportando desde ayer, esta empresa, a pesar de las cantidades millonarias que maneja, “solo cuenta con un pequeño despacho contable ubicado en la Ciudad de México, y que recibió los recursos destinados a combatir el hambre sin firmar un solo contrato o realizar algún servicio”.

¿Cómo es que ESGER se quedó con el dinero sin firmar contratos o prestar los servicios?

El mecanismo es un poco complejo; sin embargo, en #LaEstafaMaestra se explica con lujo de detalle, y se puede resumir de la siguiente manera: la SEDESOL firmó los convenios antes señalados con las universidades, para sensibilizar a las comunidades sobre alimentación sana; de ahí, las universidades se quedaron con una lana (102 millones 745 mil pesos de comisión) para desentenderse de los convenios y subcontrataron a 11 empresas para supuestamente dar los servicios. Cabe destacar que hay irregularidades entre esa 11 empresas: “tres fueron catalogadas como fantasma por el SAT en 2015, seis no tienen antecedentes ante la Secretaría de Economía y dos más ya fueron desmanteladas”.

Algunas de esas empresas subcontrataron a ESGER, también cobrando una comisión, para que nadie diera los servicios.

En el siguiente esquema, se puede apreciar el mecanismo de estas transferencias de dinero sin contratos:

¿Quién va a salir embarrado?

Por lo pronto, no hay nombres concretísimos, porque, como describen Animal Político y MCCI, “en ningún caso las firmas de los convenios involucran a funcionarios de primer nivel”.

Todo está, como siempre, “autorizado” por mandos medios, porque las contrataciones de universidades quedan a su cargo. Sin embargo, como se puede consultar en otro apartado de #LaEstafaMaestra “en palabras del auditor superior, Juan Manuel Portal, los titulares de las dependencias son los responsables. En ese periodo, la secretaria de Desarrollo Social era Rosario Robles y Emilio Zedabúa el Oficial Mayor.

“A pesar de que ESGER obtuvo transferencias millonarias y que fue señalada dos años consecutivos por la ASF, no ha sido investigada por el SAT ni por ninguna otra autoridad del país”, se recalca en la segunda parte de #LaEstafaMaestra.

¿Qué sigue?

Estamos por finalizar uno sexenio verdaderamente plagado de escándalos, en todos los niveles del Gobierno (particularmente del federal); sin embargo, vale la pena señalar que el trabajo que están haciendo Animal Político y MCCI ayuda para que, aunque la corrupción se antoje tan común, no nos dejemos llevar por esa inercia.

Por lo pronto, mañana, 6 de septiembre, se revelará la historia completa de Pemex en #LaEstafaMaestra.