8 filmes que se inspiraron en el arte de Akira Kurosawa

Por: Emmanuel Gutiérrez

Akira Kurosawa no solo era un maestro de la lente, el arte que tradujo en imágenes continúa siendo imitada hasta nuestros días (a Hollywood parece que se le acabaron las ideas) y sirve de inspiración para elaborar películas, aunque no con la misma calidad.

Descendiente de auténticos samuráis, Kurosawa empezó su relación profesional con el cine en 1938 por curiosidad propia, es uno de los grandes maestros que ha servido de base para que directores como George Lucas, Guillermo del Toro, Quentin Tarantino, entre otros, hayan logrado grandes obras inspiradas en el cineasta japonés.

Realmente no me gusta hablar sobre mis películas. Todo lo que quiero decir está en la propia película. Añadir algo más a ello es para mí, como dibujarle patas al dibujo de una serpiente”, decía Kurosawa en torno a sus producciones que contenían acción, drama y una magia inigualable por los bellos movimientos de cámara y fotografía que logró.

Fallecido en el ya lejano 1998, por ello, recordamos a uno de los más grandes cineastas que marcó la historia del séptimo arte con obras maravillosas como Los Siete Samuráis, Yojimbo el Mercenario o Ikiru, con los filmes que se han inspirado (y fusilado) por sus obras.

Los Siete Magníficos (John Sturges, 1960)

Es más que evidente el uso de la fórmula que utilizó Kurosawa en los Siete Samuráis aplicada al salvaje Oeste. Un western que fue taquillero y popular en los 60 brilló, donde Yul Brinner, y unos desconocidos Steve McQueen, Charles Bronson, James Coburn o Robert Vaughn fueron los protagonistas.

Tal fue el fusil que hizo Sturges que en algunas escenas clonó algunos diálogos de Kurosawa pero nunca dio crédito. Hubo tres secuelas y un remake en 2016.

Battle Beyond The Stars (Jimmy T. Murakami, 1980)

Una ópera espacial que protagonizaron Richard Thomas, Robert Vaughn y George Peppard. Según Murakami, fue ideada para ser como Los Siete Magníficos versión espacial, que a su vez, fue hecha gracias a que existió antes Los Siete Samurais. Es como un remake pero medio fumado y que tuvo un éxito mediano.

Star Wars (George Lucas, 1977)

Aunque no lo crean, George Lucas no se inspiró en una lámpara de bodega para crear sus personajes. El director de una de las sagas más exitosas del cine estaba obsesionado con el cine de Kurosawa e incluso produjo después una de sus películas, Kagemusha (1980).

Para Lucas fue también una manera de agradecer al nipón todas las ideas y secuencias que le había ‘robado’ de trabajos como Los siete samuráis y La fortaleza escondida para Star Wars. Por ejemplo, el casco de Darth Vader tiene algo de nazi y samurái; otra referencia es el vestuario de los jedis que provenían de la cultura oriental.

Last Man Standing, (Walter Hill, 1996)

Hill decidió colocar el drama de Yojimbo el Mercenario en el Texas de 1932; Bruce Willis es el protagonista de una historia de gangsters y prostituas con un final realizado en México.

Siete espadas (Tsui Hark, 2005)

Una espectacular coproducción entre Hong-Kong, China y Corea del Sur que se ‘situa’ un siglo después de los hechos narrados en los Siete Samuráis pero como locación utilizó China. Un homenaje a Akira bien logrado que narra la lucha de los rebeldes nacionalistas contra invasores manchúes.

Tsubaki Sanjuro (Yoshimitsu Morita, 2007)

Hay algunos directores que no propusieron nada original y simplemente copiaron cuadro por cuadro y escena por escena una película para render culto a su Dios del cine. Este es uno de esos casos y fue aplicado para el clásico de Kurosawa hecho en 1962.

Biutiful (Alejandro González Iñárritu, 2010)

Quizá te romperá el corazón saber que esta obra de Iñárritu es muy parecida a Ikiru de Kurosawa (¿será un fusil?). La historia de un hombre con una enfermedad terminal e intenta conseguir algo paz en lo que le resta de existencia.

At the Gate of the Ghost (M.L. Pundhevanop Dhewakul, 2011)

Un remake de Rashomon situado en Tailandia en 1567 donde un monje sale de la ciudad para buscar el consejo de su padre y que es molestado por un bandido de nombre Singh Khan. Un drama que es casi idéntico al filme de Kurosawa.

Comentarios