Constructoras indemnizan a familiares de víctimas del socavón del Paso Exprés

Aunque en los primeros días de ocurrida la desgracia aseguraron que no tuvieron nada que ver con el socavón del Paso Exprés en el que el pasado 12 de julio cayeron Juan Mena López y Juan Mena Romero, cuatro de las constructoras de la vía que presentó fallas a tres meses de su inauguración, se vieron buena onda y decidieron llegar a un acuerdo con los familiares de las víctimas.

Bueno, ni tan buena onda: de acuerdo con el fiscal general de Morelos, Javier Pérez Durón, las empresas estaban señaladas como culpables del delito de homicidio culposo en una de las carpetas de investigación abiertas a raíz del incidente. Así, para acabar con la pretensión punitiva, las constructoras acordaron la reparación del daño, del cual la Secretaría de Comunicaciones y Transportes también aparece como responsable.

“En este primer encuentro las empresas otorgaron un cheque a los deudos y se establecieron fechas para la entrega de otros dos pagos. En caso de cualquier violación al acuerdo por parte de las constructoras se activará la carpeta de investigación y se seguirá el proceso por el delito de homicidio culposo”, señaló el fiscal. Aunque en El Universal no se apunta de a cómo no se arreglaron, en Reforma apuntan que el acuerdo pudo alcanzar los 35 millones de pesos por cada una de las víctimas.

Ja, y el titular de la SCT dando un milloncito “por el mal rato”… por cierto, aunque también aparecen como responsables en la carpeta de investigación, los de la Secretaría de Transporte acudieron a la firma del acuerdo, aunque sólo en calidad de testigos.

Y mientras ya se intenta reponer lo del socavón, en las cercanías Paso Exprés ya se deja ver otro desperfecto. Bueno, no es propiamente en la vía, sino en uno de los estacionamientos de Capufe ubicado en Km 79.9 de la autopista México Cuernavaca, donde se reportó la aparición de una “oquedad”, la cual obligó al cierre de dos carriles en el sentido norte-sur. Este nuevo hoyo se formó cerca de un drenaje y mide entre 2 y 3 metros de profundidad. Aunque este desperfecto no forma parte del Paso Exprés, se da en las obras que se realizaron como parte de la ampliación a 10 carriles del libramiento a Cuernavaca.