El hotel de Robert De Niro fue destruido por el huracán Irma en Barbuda

Ni las inundaciones o las complicaciones que sufrió la CDMX con las lluvias de ayer, se comparan con la devastación que ocasionó el huracán Irma.

Una de las islas más afectadas fue la de Barbuda, la cual según el Primer Ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, quedó completamente inhabitable con un 95% de su infraestructura devastada.

Edificios derrumbados, casas sin techos y terrenos inundados, son algunos de los remanentes de Irma. Pero quien también se vio afectado por este fenómeno natural, fue el dos veces ganador al Oscar, Robert De Niro, que resulta ser dueño del K Club Resort, junto a Kerry Packer en la isla.

En una declaración compartida por Deadline, De Niro habló acerca de ayudar a la población de la isla:

“Nos encontramos muy tristes por la devastación ocasionada por el huracán Irma en Barbuda, esperamos poder trabajar junto al equipo del Paradise Nobu Resort, el Consejo de Barbuda, GOAB y con toda la comunidad de Barbuda para reconstruir lo que la naturaleza nos ha quitado.”

Según estimaciones del gobierno de la isla, las pérdidas materiales ascienden a los 150 millones de dólares. Hasta el momento se reporta solo la muerte de un niño.

Por el momento, las autoridades están pendientes del huracán José, y han decidido mantener como voluntaria la evacuación, pero dependiendo de cómo se desarrolle la tormenta, ésta podría volverse obligatoria.

Comentarios